Semjase, visitante de las Pléyades (1975).

Uno de los casos más espectaculares dentro de la llamada ufología clásica fue sin duda el del contactado suizo Eduart Albert Meier, mejor conocido como “Billy Meier”, uno de los pocos que aportó pruebas físicas sobre sus presuntas comunicaciones cara a cara con pleyadianos del sistema Taygeta, quienes le permitieron sacar fotos, filmar, y hasta incluso le entregaron pedazos de los materiales de los que estaban construidas sus naves.

A saber: Cuando Meier llegó al lugar, vio lo que definitivamente era una nave, extraterrestre sin duda alguna, y que junto a ella había una mujer de 1.70 mts de altura, rubia, de ojos azules, que lo saludó y lo invitó a que juntos se sentaran debajo de la sombra de un árbol. Ella le comenzó a explicar (en perfecto alemán si mal no recuerdo), que su nombre era Semjase, la nieta de Sfath, que era originaria de las Pléyades en el sistema de Taygeta a 500 años luz de distancia, que su planeta se llamaba Erra, y que tenía una misión para él. Dicha tarea constaba primeramente de permitirle sacar todas las fotos necesarias y filmar a la naves pleyadianas, para mostrarle al mundo la evidencia de que los terrestres no estamos solos y de que si continuábamos por el camino que vamos, nuestra autodestrucción era más que certera. También Semjase le advirtió que si asumía la responsabilidad, Billy iba a ser ridiculizado, desacreditado y hasta incluso asesinado si no era cuidadoso. Meier aceptó los términos, y desde esa fecha hasta 1981 fotografió y filmó los vehículos de estos seres.

*Hay que recalcar que el caso quedó en el olvido dentro de la ufología clásica cuando se descubrieron unas maquetas de los supuestos platillos en la granja de Billy Meier. ¿Un elaborado fraude? ¿Le sembraron esas maquetas para desacreditarlo? ¿El propio Meier masificó demasiado su descubrimiento (en la prensa y TV), al grado de que estos presuntos visitantes mejor se fueron? Después de todo ellos le advirtieron de los riesgos de este contacto. Lo curioso es que siendo un caso tan famoso de fines del siglo pasado, ufólogos como el Dr. Hynek, los polacos, franceses, ingleses o Tomás Doreste no le prestaron atención.

TARINGA: Si algo destaca por encima de lo demás en este caso de contacto, son sin duda las extraordinarias fotografías de las naves que Billy Meier tomó. Estas no muestran simplemente una luz o un objeto borroso. Lo que se ve en ellas son naves discoidales de gran tamaño, y la mayoría a plena luz del día, lo que conforma un bello espectáculo fotográfico. Y es que, según Billy, las naves pleyadianas posaban para él, para que así pudiese tener pruebas de sus contactos.

1.

Raúl AriasReferente a las fotos, hay algunas que son cosideradas como las más nítidas de todas las habidas hasta ahora en la historia de la ufología, y aproximadamente 500 han sido confirmadas como auténticas por cientos de analistas y escépticos.  Sin embargo, las fotos tomadas entre 1980 y 1982, de una nave que  fue apodada “el pastel de bodas” han sido calificadas como fraudulentas, incluso, hay investigadores que aseguran haber hecho estudios fotográficos que revelan  que la parte inferior de la supuesta nave, sería la tapa de un recipiente para basura, hallado en el garaje del propio Meier por uno de sus “fans”, vean la supuesta evidencia:

Henry Corbin, el gran estudioso del islam, en concreto del sufismo chiíta, deploraba el abismo que separa en Occidente de la percepción sensorial, con sus datos empíricos, de la intuiciones o categorías del intelecto.

Billy Meier 1.jpg

Otro de los momentos más polémicos (y contradictorios) , fue cuando Meier presentó fotos de las presuntas visitantes, Asket y Nera. Luego se descubrió que pertenecían en realidad a unas conductoras de televisión. ¿Es posible que fueran proyecciones intencionales? Está el caso de Ted Serios, quien presuntamente era capaz de imprimir imágenes en los revelados de cámaras Polaroid (edificios, monumentos).

Pues también existe otra posibilidad, de que sus presuntas visitas extraterrestres se materializaran de diversas formas.

Estos errores quizá fueron intencionales ante los intentos de Meier de ganar notoriedad, incluso registrando sus fotografías y grabaciones con derechos de autor (copyright), como las torpes fotos de dinosaurios (el iguanodon totalmente erguido, postura obsoleta dentro de la paleontología actual).

Pero aún quedan las profecías de Meier, redactadas a finales de los años 50.

http://lasmonedasdejudas.blogspot.mx/2014/04/162-profecias-y-predicciones-de-billy.html

*Harold Bloom: No soy gestalt ni junguiano, por lo que no doy crédito a los arquetipos del inconsciente colectivo.

Semjase , el ángel respondiente. Para Harold Bloom, los ángeles no son los querubines de toda bondad representados en las capillas por los pintores del Renacimiento; sus “ángeles” pueden ser avatares terribles, hasta personas comunes con hábitos banales. Jakob Boheme llegó a la conclusión de que los ángeles no necesitaban alas (algún helenismo como la Victoria de Samotracia).

Harold Bloom: En la pequeña ciudad de Safed, al norte de Palestina, floreció la Cábala a lo largo del siglo XVI. Sus grandes figuras fueron Moisés Cordovero, fecundo sistematizador de dicha doctrina, y su alumno Isaac Luria, indudablemente el pensador más original de toda la tradición cabalística. Luria pertenecía a la tradición oral; escribió poco y no recogió en sus textos lo más importante de su pensamiento, que sobrevivió porque sus discípulos recogieron sus ideas en sus propias obras. Después de Cordovero y Luria, el más importante místico de Safed fue José Karo, que dedicó casi todos sus esfuerzos a la elaboración de lo que es aún la codificación de la Ley, el Shulhan Arukh. La faceta mística de Karo se centró en su larga relación con la voz angélica o maggid, que funcionaba como un yo alternativo.

Existe un magnifico estudio sobre Karo realizado por R.J. Zwi Werblowsky (1962) que se centra en el maggid, el “ángel respondiente” de Karo, que le dictó un diario místico. De este diario, escrito en arameo del Zohar, la obra maestra de la cábala, solo se conservan fragmentos, y es un documento asombroso que contradice todas las ideas preconcebidas acerca de la naturaleza del judaísmo ortodoxo. Después de todo, Karo es casi tan importante para el judaísmo como Maimónides: los dos establecen cómo debe observarse la Ley.

Sin embargo, el maggid de Karo es uno de los fenómenos cabalísticos más extravagantes, pues es un ángel hecho por el hombre, aunque no se trata de un caso aislado, ni mucho menos, en el mundo espiritual de la ciudad de Safed durante el siglo XVI.

Y continúa Bloom con los hebraísmos: Scholem dice que el zelem cabalístico es el principio de individuación de cada persona. Moshe Idel, su sucesor revisionista, de manera bastante sorprendente, acaba equiparando al zelem con el golem, la figura del “antropoide artificial” construido por el rabino Judá Loew de Praga. Eso convertiría al golem, igual que al daimon o “monstruo” del doctor Frankenstein, en el doble o fantasma del cabalista Loew. En ocasiones, la cábala se refiere al cuerpo astral llamándole “sombra”.

Semjase podría ser una especie de Metatrón, de arcángel, con todo y su proyección astral (hasta el disco solar podría ser una referencia bíblica).

¿Viejos temores milenaristas? Debido a errores y cambios en los calendarios occidentales, la inminencia del milenio podría remontarse en realidad al 2033. Un nuevo conocimiento gnóstico se implantó en Estados Unidos en 1831. El profeta de los mormones, Joseph Smith, carismático y osado, enseñó una doctrina que era tan hermética como cabalística, quizá sin saber que esas eran sus afinidades. Los milenaristas de Estados Unidos siempre han dado la bienvenida a los ángeles, desde los mormones de Smith, quien recibió 3 visitas nocturnas de Moroni, un ángel anteriormente desconocido, el 21 de septiembre de 1823 en Palmyra, NY. El mensaje del ángel se refería a un libro escrito sobre planchas de oro, que habla de los antiguos habitantes del continente americano y sus orígenes.

Sin embargo, transcurrieron cuatro años antes de que Moroni encontrara a Smith digno de la misión de traducir el nuevo libro sagrado, que no apareció sino hasta 1830. Puesto que el Libro de Mormón es una obra de autoría angélica, el mormonismo necesariamente está comprometido con la angelología. No hay duda de que en sus últimos años Smith estudió la cábala y comprendió que al igual que el resurrecto Enoc, finalmente se transformaría en el ángel Metatrón, el Yahvé Menor, que es también el ángel Miguel y Adán resurrecto.

Joseph Smith concilia de este modo, lo supiera o no, las tres grandes tradiciones esotéricas del gnosticismo cristiano, el sufismo y la cábala.

La implicación de todas estas cuestiones milenaristas es anterior a nuestra época, y podemos remontarla a la Persia o Palestina antiguas, a la Arabia, la Provenza o España medievales.

*ACTUALIZACIÓN: JULIO 2017.

Referencias:

*Harold Bloom: Presagios del milenio, la gnosis de los ángeles, el milenio y la resurrección. Editorial Anagrama 1996. Colección Argumentos.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s