Ayotzinapa: la conexión con el DF (2010).

   Los Pineda Villa lograron extender sus redes de operación y protección en diversas demarcaciones de la Ciudad de México, y que su principal zona de operación la conformaban los estados de México, Guerrero, Morelos, Michoacán y el (entonces) Distrito Federal, incluso la PGR obtuvo información adicional de su presencia en la capital mexicana. Esto último se logró gracias a que agentes de la Policía de Investigación de la Procuraduría capitalina capturaron, el 26 de julio de 2011, a Raúl Franco Hernández, El Rulas, ligado al futuro alcalde de iguala y su esposa María de los Ángeles.

En la capital mexicana se efectuaban reuniones  de narcos en busca de reacomodar y mantener el control del trasiego y la distribución de drogas en la zona  de los Beltrán, en especial las delegaciones Tlalpan, Magdalena Contreras e Iztapalapa.

Desde octubre de 2010 se realizaban reuniones o “cónclaves” de narcos en la capital mexicana, específicamente en un rancho ubicado en El Ajusco, en la delegación Tlalpan. Los convocados del crimen estuvieron lidereados por Óscar Oswaldo García Montoya, alias El Compayito, líder de La Mano con Ojos (capturado meses después, en agosto de 2011), y los representantes y distribuidores narcos.

Todos ellos asistieron acompañados de sus matones, escoltas y distribuidores, el área incluso se mantuvo protegida por presuntos policías federales, que llegaron hasta la finca en camionetas tipo pick up, con todo y escudo de la corporación policíaca, según cuenta Raúl Franco, quien estuvo presente en la reunión.

Previo a ese encuentro, la carretera Picacho-Ajusco fue vigilada por “halcones” (individuos comisionados para alertar de cualquier situación sospechosa, de enemigos o autoridades que pudieran poner en riesgo la integridad de los “jefes” de la “Nueva Administración” de estupefacientes).

J. Cruz advierte en su libro Los tufos del narco, que por voz de El Rulas, las autoridades capitalinas y federales confirmaron que el municipio de Iguala sigue siendo un punto referente para el narcotráfico, ya que además de su cercanía con la capital del país —no más de hora y media—, se utiliza como la entrada a la zona norte del estado de Guerrero: Arcelia, La Montaña y Tierra Caliente.

Las características de Iguala han permitido (y siguen permitiendo) que en los últimos años las redes delincuenciales, sus vínculos y sociedades de los Pineda Villa se hubiesen extendido hasta la Ciudad de México, el Estado de México y Puebla, según Arturo Flores Mercado, integrante del Consejo Ciudadano de Seguridad de Guerrero.

FUENTE:

*J. Cruz García: Los tufos del narco. Los Pineda Villa. Editorial 19.51.

Ver también:

24 HORAS: Descuidan el Ajusco, ruta usada por los narcos…

http://www.24-horas.mx/descuidan-el-ajusco-ruta-usada-por-narcos/

El Economista: Tlalpan da a conocer programa para abatir delitos.

http://eleconomista.com.mx/distrito-federal/2014/03/06/tlalpan-da-conocer-programa-abatir-delitos

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s