Los OVNIs y lo vampírico.

AÑO CERO: Un inquietante fresco en el muro de la iglesia de Sighisoara, en Transilvania (Rumania), considerado como el lugar de nacimiento del legendario Vlad Tepes, señor feudal de la región en el que se inspiró la leyenda del Conde Drácula ha llamado la atención, no de los aficionados a los vampiros, sino a los ufólogos.

Los expertos locales, como Nicolae Tescula, afirman que -seguramente- la pintura de esta iglesia del siglo VIV represente la ascensión del profeta Elías al cielo, según informa el Romania Insider.

Especialistas en ufología han realizado un ejercicio comparativo con otras pinturas bien conocidas que también parecen representar platillos voladores, como por ejemplo, El bautismo de Cristo pintado en 1710 por Aert de Gelder.

¿UNA HIPÓTESIS EXTRATERRESTRE? Los jungianos consideran que el cuerpo astral es lo que su maestro denominó “psyché objetiva”. Para el erudito E.R. Dodds, quien remonta el concepto de cuerpo astral (o Atavío de Luz) a la palabra griega “óchema” que en el Timeo de Platón se compara a la siembra de las almas en una estrella distinta por parte del Demiurgo (el Constructor del Universo, según el platonismo), mientras otras quedan de reserva en los planetas.

Esencialmente podemos aplicar al cuerpo astral nombres alternativos como “cuerpo futuro” o “Cuerpo de la Resurrección”. Los sufíes persas no tuvieron rival en sus descripciones del Hombre de Luz. Este Cuerpo de la Resurrección podría ser como un alter ego, una réplica angélica (positiva o negativa).

Resultado de imagen para dracula 1992

Pero estos atavíos angélicos no son necesariamente espíritus de pura bondad, como los suele representar el cristianismo: un ángel también puede ser una manifestación terrible. Y todos, según la inmensa mayoría de las tradiciones esotéricas, tenemos al menos un cuerpo astral.

Imagen relacionada

En ocasiones, la Cábala se refiere al cuerpo astral llamándole “sombra”, por lo que Moshe Idel advierte (aunque no de manera explícita) que el cuerpo astral (zelem) puede tener un doble potencial: puede ser tanto una pesadilla como el Cuerpo de la Resurrección.

PARAPSICOLOGÍA Y OCULTISMO: Siguiendo a Platón y a Aristóteles, el neoplatónico Proclo ofrece una completa exposición del cuerpo astral en sus arduos Elementos de teología, en donde se dice que su luminoso envoltorio es como un puente entre cuerpo y alma. En oposición a este punto de vista neoplatónico se halla la creencia hermético-gnóstica de que el cuerpo astral e inmortal solo puede conseguirse mediante una gnosis, por lo tanto, el cuerpo astral solo pueden poseerlo una reducida élite de iniciados.

Quizá influido por el sufismo (misticismo árabe), la Cábala llamó a esa imagen zelem, palabra usada en el Génesis cuando se dice que Dios nos creo a su imagen y semejanza. Hurqalya (una forma de iluminación de tipo árabe), es a veces llamada por los sufíes el Octavo Clima (pues se consideran 7 los de la naturaleza), es la meta del viaje gnóstico para conocer la resurrección sin llegar a morir.

Imagen relacionada

EL MISTERIOSO KAR VÍDICODentro de la Parapsicología y el ocultismo, se considera como Kar Vídico a cualquier espíritu, aura o esencia electroplasmática de séptima dimensión. Es un concepto algo difícil de entender: para darse una idea, apenas entendemos la cuarta dimensión, el tiempo.

   El concepto de cuarta dimensión ―señalaba Carlos Ortiz― es una teoría sorprendente para la mayoría de las personas. En los grupos herméticos y espirituales se reconoce como mundo astral. La Society for Psychical Research, de Inglaterra, cuna de la Parapsicología científica, ha deducido la existencia de otras dimensiones paralelas a la nuestra, como teoría explicatoria de la fenomenología paranormal. Pero lo más interesante, es que el físico norteamericano León Lederman, al constatar el fenómeno de las voces desconocidas, supuso un mundo paralelo al nuestro, donde “seres inteligentes especulan sobre nuestra existencia en un mundo positivo para nosotros”.   

Esta conclusión a la que llegó, lo tuvo al borde de perder su gran prestigio científico. Lederman es el primer científico del mundo que detectó el antinúcleo del átomo, en 1965, en el Brookhaven National Lab.  

   De la sexta dimensión no se sabe mucho.

Henry Corbin, cita una narración de Abul-Barakat de Bagdad, un pensador hebreo que murió hacia 1,165 d.C. tras convertirse al islam a los 90 años:

   Por eso los antiguos Sabios iniciados en ciertos hechos que las facultades sensoriales no perciben, mantenían que para cada alma individual, o quizá para varias que poseyeran una misma fuerza y afinidad, existe un ser en el mundo espiritual que a lo largo de su existencia vigila esta alma y grupo de almas con especial solicitud y cariño las conduce por el camino del saber, las protege, las guía las defiende, las consuela, las lleva a la victoria; y este ser es lo que denominan Naturaleza Perfecta. Este amigo, defensor y protector es lo que en la terminología religiosa se llama Ángel. 

Imagen relacionada

Para Harold Bloom, la Naturaleza Perfecta es Hermes, el Ángel Idris o Enoc-Metatrón.

Pero el concepto en la ufología no llegó a ser conocido hasta los años setenta, a través de los libros del germano-suizo Erich von Däniken, quien ha escrito una serie de libros que han obtenido un gran éxito, empezando por Chariots of the Gods (1969), en el que presenta pruebas de visitas alienígenas en tiempos antiguos. A pesar de que buena parte del trabajo de Von Däniken ha caído en el descrédito, algunos ufólogos creen que en el fondo de sus hallazgos hay algo de verdad: seres civilizados visitaron la Tierra y dejaron su huella en los albores de la civilización. La teoría de Von Däniken y las ideas de los defensores de los antiguos astronautas se fundamentan en la notable consistencia de las imágenes y los iconos de los pueblos antiguos.

APARICIONES SON DE ORIGEN EXTRATERRESTRE: En su libro La respuesta de los dioses, Erich Von Dániken sostiene la teoría de que en algún lugar, por ahora ignorado, existe un depósito con las pruebas materiales de la presencia extraterrestre en tiempos remotos. A continuación presentamos la segunda y última parte de la entrevista con el astroarqueólogo Dániken.

CE: Usted, que ha transformado a los dioses de los más diversos credos en visitantes extraterrestres, ¿en qué cree?, ¿qué piensa de las religiones?

EVD: Todas las religiones me merecen la máxima estimación, o mejor dicho, todas aquellas que tengan también en estima y en consideración a sus respectivos creyentes. Pero si explotan la ignorancia de éstos y les amenazan con castigos, no puedo verlas con buenos ojos. Para mí, el sacudirse la coerción confesional no supone de modo alguno el abandono de la fe de Dios, causa ,y origen de todo lo existente. Si los dioses extraterrestres nos proporcionaron la inteligencia, tenemos que preguntarnos cómo adquirieron ellos la suya. Podríamos remontarnos así en el tiempo a través de millones y millones de años, pero siempre debería haber un origen de todo lo creado, porque en algún momento llegaríamos a un límite. Mis investigaciones no me han llevado al ateísmo. Creo en los extraterrestres y en que estuvieron entre nosotros, pero también creo en su Creador, en Dios.

CE: Usted ha visitado, en sus correrías por el mundo tras las huellas de los antiguos astronautas, numerosos escenarios de apariciones milagrosas y luego ha escrito un libro sobre el particular. ¿A qué conclusiones llega en el mismo?

EVD: Desde que visité Lourdes por vez primera, hace ya catorce años, comencé a comprender que el fenómeno de las apariciones y de las visiones nos afecta a todos. Estimo que deben existir más de 40,000 apariciones registradas. En ellas todo suele comenzar con la visión o encuentro de una persona o de un grupo pequeño con alguna entidad que asegura ser de naturaleza divina o celestial y que coincide con las creencias aceptadas en la época y el lugar, ya sea en. Oriente como en Occidente. Estos personajes poseen el poder de curar, de salvar a la gente o de aniquilarla, e influencian a las muchedumbres, entrometiéndose en los asuntos de carácter político y religioso.

Creo que hay apariciones o visiones que surgen de las mentes inteligentes, las cuales dispondrían de un mecanismo que las provocaría. Nacen de la imagen que el vidente, sugestionado por su entorno religioso, tiene formada en su mente. Pero el impulso creador de las apariciones es de origen extraterrestre.

CE: ¿Podría explicarnos esto más detalladamente? ¿Cómo encaja en su teoría fundamental?

EVD: Creo que no somos los únicos hijos de nuestros progenitores celestes. Tienen que haber en nuestra galaxia seres inteligentes que piensen, sientan y actúen como nosotros, puesto que los extraterrestres debieron llevar a cabo en la Tierra mutaciones artificiales orientadas en el sentido de formas de vida ya existentes en múltiples puntos de nuestra galaxia. Injertando unas características esenciales a los homínidos, los dioses les transmitieron —”a su imagen y semejanza”— su extrasensitiva y sumamente desarrollada percepción. En realidad, para ellos, este ingente trabajo de perfeccionamiento y humanización era algo así como un experimento técnico realizado para evitar que los conocimientos acumulados desaparecieran con ellos. Plantaron depósitos de su saber que, con el tiempo, se convirtieron en otros tantos centros de comunicación de todos los “hijos” creados a su imagen y semejanza. Para la transmisión de pensamientos las distancias no suponían una dificultad. Pero la transmisión telepática se vio insuperablemente dificultada por el surgimiento de diversos idiomas sobre la Tierra. Los sentimientos de amor, de odio, de paz, de violencia, tranquilidad o peligro, emitidos convenientemente, tienen una real universalidad entre todos los hijos de los dioses y podrían ser comprendidos en todo el Cosmos.

Y vemos que toda aparición comienza con el envío de mensajes tranquilizadores, de índole fundamentalmente emotiva…

Daniken entrevistado en Madrid para la Televisión mexicana por una reportera de Televisa
FUENTES:
*Harold Bloom: Presagios del milenio: la gnosis de los ángeles, el milenio y la resurrección. Editorial Anagrama. Colección Argumentos, 1996.
*Entrevista del destacado investigador español Enrique De Vicente a Erich Von Daniken para la revista mexicana Contactos Extraterrestres (N° 44, 30 de Agosto de 1978).
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s