Imper-demócratas contra Rusia. 

*Anteriormente, el mundo estaba “acostumbrado” a que ardiera el Cáucaso, a que con frecuencia se produjeran disturbios sangrientos en las repúblicas periféricas. 

   Guiado por su curiosidad insaciable y su pasión por la verdad, Kapuściński nos contaba el derrumbe del Imperio desde el interior del mismo, con el íntimo conocimiento que le otorgaba ser un ciudadano polaco cuyo propio país fue una de las colonias periféricas de dicho imperio. Sus escritos eran producto de una carrera contra el tiempo para atrapar a los anónimos protagonistas de la Historia antes de que los terribles y pasmosos acontecimientos de esos años de declive del Imperio entraran para siempre en el pasado.

Leonid Plusch, un antiguo disidente ucraniano, planteaba la solución de un Estado propio, como un mecanismo de defensa y con medios adecuados para el desarrollo de su cultura. Los antiguos intelectuales ucranianos, que temían a los antiguos comunistas rusos, se fueron alineando luego con los demócratas rusos (de Yeltsin y la Perestroika).

Resultado de imagen para ucrania mapa

El futuro de Ucrania tomará dos direcciones. La primera será en sus relaciones con Rusia y la segunda, con Europa y con el mundo (que no dice nada de la junta de extrema derecha de Kiev). En 1990 Solzhenitsin hizo público su proyecto del futuro Estado (Cómo reorganizar a Rusia) y en él se incluye a Rusia, Bielorrusia, Ucrania y Kazajstán. El Imperio, consideraba este intelectual, no tenía fuerzas para la periferia… y eso era una buena noticia para Polonia, que en cualquier momento puede ser atravesada por el sable de una revolución sangrienta.

Pero la futura Ucrania que se esperaba tras la caída del comunismo no fue tal. A principios de los 90, uno de sus líderes, Mijailo Horyn, contaba a Kapuściński en Kiev: “Queremos que Ucrania sea un país ilustrado, bueno, democrático y humanista…”

Pero de continuar las intrigas de los “Imper-demócratas” contra Rusia, una forma de cortarlos es impidiendo su migración (hacia Europa y Estados Unidos). Esto es porque en Detroit, Nueva York y Los Ángeles, los ucranianos forman comunidades fuertes e influyentes, tanto en el ámbito económico como en el cultural (el actual lobby ucraniano que posiblemente armó al gobierno ultranacionalista de Kiev, incluyendo al Batallón Azov: la antesala del fascismo).

Sin Ucrania -escribía ya en los años treinta el historiador polaco J. Wasowicz-, Moscú queda arrinconado en los bosques del norte. Por tanto, el principal peligro para Polonia es verse arrastrada en el conflicto ruso-ucraniano, tal como la estaba empujando la OTAN y la administración Obama.

Referencia:

*Ryszard Kapuściński: El Imperio (Imperium, 1993). Traducción del polaco de Agata Orzeszek. Compactos Anagrama. Barcelona, 1994.

Imagen relacionada

Imagen relacionada

Resultado de imagen para carnes muma

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s