Narcoelecciones, cortesía del PRD.

En el año 2012 sobraban indicios de que la delincuencia organizada se había apoderado de más de la mitad de los municipios del país. La voz de alarma la dieron el entonces líder moral del PRD Cuauhtémoc Cárdenas y el Comisionado de Seguridad Nacional, Manuel Mondragón. En el caso del narco-alcalde de Iguala -cuñado de los Pineda Villa- solo demostraría que los límites estaban rebasados y que los delincuentes de regiones perredistas se habían convertido en políticos influyentes.

En el mes de noviembre, según Cárdenas, Calderón dejaba la presidencia con el 68% de los ayuntamientos mexicanos controlados por criminales, al no ofrecer el sexenio del empleo prometido durante su campaña: crecimiento económico, mejores salarios y ampliar los espacios universitarios para evitar a los jóvenes rechazados.

En octubre de 2013, Mondragón afirmó que todos los policías municipales del país estaban en la corrupción; pero todos, no había ni uno que se salvara, según el secretario.

Por increíble que parezca, para el año 2013 en varios estados del país los delincuentes ya eran dueños de la libertad, el futuro y la vida entera de políticos, gobernantes, empresarios, líderes sociales y periodistas, a quienes manejaban a conveniencia. Incluso el crimen organizado contaba con su propio sistema de inteligencia, desafiando abiertamente al Estado mexicano, que solo atinaba dar palos de ciego, sin poder evitar la infiltración en los gobiernos municipales.

Archi Guz, en su blogger Igualalibre del 18 de junio del 2012 publicaba:

Abarca y sus nexos con el narcotráfico.

¿Queremos matanzas enIguala, como en otras ciudades del estado, donde hoy en día es imposible habitar?, ¿queremos el desplazamiento de las personas de sus comunidades, por tener un narco alcalde?

A todas luces Abarca Velázquez quiere ganar la elección con dinero del narco, para hacer de Iguala una ciudad llena de droga, inseguridad y delincuencia, lo cual la haría inhabitable: corrupción, mentiras y dinero proveniente del narco.

Parece que se facilita y promueve el acercamiento con personajes influyentes de valores e interés por el municipio; que se fomenta el enriquecimiento sin importar el origen de los recursos para lograr su cometido. Reflexionemos. 

Pero al final -hace notar J. Cruz García- Abarca ganó la elección con 21,546 votos (el 39.7%), superando por 12 puntos a su más cercano competidor, Erick Catalán Rendón, candidato del PRI que obtuvo 14,600 sufragios.

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s