La crisis del periodismo mexicano (II).

Resultado de imagen para edgar daniel esqueda

Detrás de 2 casos recientes de agresiones a la prensa, parece estar involucrada la mano del Estado mexicano…

Gerardo Moyano / Espacio 4

El primero es el asesinato del reportero Edgar Daniel Esqueda (el número 37 del sexenio de Peña Nieto), quien fue secuestrado en su domicilio de SLP el pasado 5 de octubre, y hallado muerto al día siguiente. Esqueda, quien cubría temas policiales para Vox populi y Metrópoli San Luis, había sido agredido y amenazado por agentes ministeriales del estado, por lo que en julio la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió medidas precautorias para garantizar su seguridad e integridad. Pero al momento de su muerte, no contaba con protección.

Resultado de imagen para censura leonardo curzio

LA CENSURA DE LEONARDO CURZIO: En su última emisión radial, los analistas invitados criticaron fuertemente al líder del PRI, Enrique Ochoa, por sus propuestas de acabar con el financiamiento público de los partidos (tras el sismo) y de eliminar la figura de los legisladores por la vía plurinominal, las cuales fueron calificadas como “absurdas, populistas y baratas”.

El diario neoyorquino destacó que la exigencia de Núcleo Radio Mil llegó luego de que el equipó de analistas de Curzio criticara “duramente” las propuestas del PRI. La renuncia del locutor perturbó a los círculos de la política y los medios en México el mes pasado, y él y sus colaboradores no han dudado en denunciar, en varias entrevistas posteriores, la influencia del gobierno mexicano sobre los medios de comunicación del país.

El New York Times advierte que el 38% del gasto realizado por el estado mexicano en 2016 fue en publicidad televisiva y que más del 16% de la publicidad en radio proviene del gobierno, “lo que hace que muchas empresas mediáticas dependan mucho de los fondos gubernamentales”.

También recuerda que de 2013 a 2016, el gobierno de EPN gastó 2,000 millones de dólares en anuncios y que ello “representa una de las restricciones más severas a la libertad de expresión que enfrentan los medios de comunicación, provocando que reporteros y editores sean a menudo sometidos a la influencia del gobierno, que periodistas abiertamente críticos sean despedidos, que historias negativas sean censuradas y que informes de investigación sean frustrados”.

FUENTE: El Universal / Espacio 4 / Ángulo 7.

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s