Editorial: Secretos de la guerra económica

   Tras el Informe Shadow * La política de los world-controllers * Energía es poder * Riad y el último petróleo fácil * El proyecto energético de Tel Aviv * El internet de los BRICS * China también espía * La Mano Invisible * Los planes de los amos del mundo…

   Se sabe que Europa, Estados Unidos y Japón ya no son el centro del comercio y la economía mundiales, sobre todo a partir del nacimiento de los BRICS en 2006. Como su propio nombre lo indica, se trata de una asociación económica, comercial y también estratégica entre Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, entonces considerados “países emergentes”. sin embargo, en la actualidad ya han emergido, porque concentran más de la mitad de la economía mundial. Resulta que en junio de 2017, se celebró la última cumbre del BRICS en la ciudad china de Xiamen, y como en anteriores encuentros, participaron los máximos mandatarios de esas naciones. En el encuentro se puso en marcha el Plan BRICSPlus, que pretende tender puentes comerciales con países en vías de desarrollo. Por ejemplo, en dicha reunión participaron como invitados México, Egipto y Tayikistán. Además, han llegado acuerdos para que el Banco de Desarrollo -creado por el BRICS para extender su influencia por el mundo- comience a realizar préstamos de miles de millones de euros a diversas naciones. Con esa estrategia pretenden competir con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, organizaciones dirigidas por las potencias occidentales.

Meses después, a principios de noviembre de 2017, Xi Xinping, presidente de China, aterrizó en la ciudad de Astaná (Kazajstán) para participar en la 15 Cumbre de Jefes de Gobierno de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), compuesta por China, Rusia, Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Uzbekistán, India, Pakistán e Irán, aunque este último país lo hace en calidad de observador. Allí, Xinping y Putin mostraron al mundo que ambas potencias están llegando a pactos estratégicos en áreas comerciales, económicas, así como estratégicas y militares. El líder chino destacó “el alto niel que han alcanzado los lazos ruso-chinos y su carácter estratégico”, lo que “tiene una gran importancia para el mundo”. Principalmente se discutió sobre la creación de una zona de libre comercio en Eurasia, que integraría a la mayor parte de la población mundial y desplazaría a Francia, Alemania, Gran Bretaña y Estados Unidos como coordinadores y principales beneficiarios del sistema económico mundial.

RUSIA Y CHINA CONTRA EL DÓLAR: El jefe del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos, el general Kurt Tidd, declaró ante el Senado estadounidense, que Rusia y China ejercen una “influencia maligna” en Latinoamérica para trasladar a esta parte del continente “su visión de un orden internacional alternativo”. En realidad, ambos países ejercen su influencia sobre todo mediante grandes inversiones, principalmente Sudamérica y África. Su objetivo declarado es controlar las instituciones financieras internacionales, hasta ahora manejadas por Occidente.

Durante la última reunión del BRICS, el presidente Putin expresó las preocupaciones del BRICS ante la injusta arquitectura económica y financiera global, que no tiene en cuenta el creciente peso de las economías emergentes. Así, Putin subrayó la necesidad de “dejar atrás la presencia excesiva del limitado número de monedas de reserva”, en clara alusión al dólar estadounidense, que constituye casi dos tercios de las reservas monetarias mundiales y es la moneda con la que se determinan los precios del petróleo, del oro y de todas las materias primas. Esta circunstancia provoca que Estados Unidos  mantenga una posición de dominio en la economía mundial, puesto que ese país es el único que pude imprimir moneda o dejar de hacerlo dependiendo de sus intereses. Sin embargo, China ha conseguido recientemente que su yuan sea aceptado como moneda de reserva del Fondo Monetario Internacional, y está a punto de cerrar contratos para la compra de petróleo en yuanes convertibles en oro, lo que constituye toda una afrenta a Estados Unidos y a la arquitectura del orden económico mundial predominante tras la Segunda Guerra Mundial.

Por si esto no fuera suficiente para los intereses estadounidenses, resulta que los intercambios comerciales entre Rusia y China alcanzaron los 80,000 millones de dólares en 2017. Además, se sabe que Rusia planea exportar gas a China a través de un gasoducto que entrará en funcionamiento en el año 2019.

Resultado de imagen para brics

EL INTERNET DE LOS BRICS: Se sabe que los países integrantes de este bloque comercial han acordado crear su propio sistema de internet para escapar del control de Estados Unidos. Actualmente, la Red de Redes está administrada por la Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados (ICANN, por sus siglas en inglés), organización dependiente del Departamento de Comercio de Estados Unidos. La idea del Internet de los BRICS surgió del Consejo de Seguridad Nacional de la Federación Rusa, y en la práctica supone que el gobierno estadounidense perderá el monopolio de las telecomunicaciones mundiales.

   China tenía un gran interés por el petróleo iraquí -señalaba Paul Roberts-, lo que explicaba su feroz oposición a apoyar las invasiones militares de Estados Unidos. Un oficial de una compañía petrolera china en tratos con Irán afirmaba: Fundamentalmente elegiremos aquellos países que no mantengan una buena relación con Estados Unidos, porque las compañías chinas no tienen prácticamente ninguna posibilidad de entrar a Estados Unidos. 

Resultado de imagen para cern

EL PROYECTO ENERGÉTICO ANGLOISRAELÍ: La noticia pasó recientemente desapercibida, pero sin duda es uno de las más trascendentes de los últimos años en el ámbito científico. Resulta que un equipo de físicos de las universidades de Chicago y Tel Aviv han descubierto una nueva fuente de energía mucho más potente que cualquiera de las conocidas hasta el momento, incluida la nuclear. Según el artículo que dieron a conocer en noviembre de 2017 en la revista Nature -considerada la publicación científica más prestigiosa del mundo-, es posible generar energía como consecuencia de la fusión de partículas subatómicas conocidas como quarks y bariones. Estas partículas se forman durante la colisión de átomos a grandes velocidades, fenómeno que los físicos logran en el Gran Colisionador de Hadrones del CERN.

Imagen relacionada

Una vez que se produce el impacto entre los átomos, los quarks disociados tienden a unirse a los bariones, generando una mayor energía que la obtenida como consecuencia de la fusión de los átomos de hidrógeno. De momento, la corta vida de estas partículas hace imposible que puedan emplearse con fines prácticos, aunque es solo cuestión de tiempo para que se solucione tal problema.

Imagen relacionada

Resulta que cuando los científicos logren la tecnología adecuada para que las interacciones entre quarks y bariones se mantengan en el tiempo, se podría obtener una fuente de energía limpia y enormemente potente que, sin duda cambiará a la humanidad para siempre.

FUENTE: Año Cero.

*Paul Roberts: El fin del petróleoTrad. de Jordi Vidal. Ediciones B, Barcelona, 2004. 512 pp.

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s