El Proyecto OVNI del Pentágono

   En diciembre del año pasado se reveló que el Pentágono había llevado a cabo investigaciones sobre OVNIs bajo los auspicios del Advanced Aviation Threat Identification Program (AATIP). Ahora, dos documentos relacionados con el programa se han lanzado al público y arrojan luz sobre el difícil y misterioso proyecto.

El primer documento es una carta escrita en 2009 por el ahora retirado senador Harry Reid al Secretario de Defensa en la que describe los objetivos del programa y alienta al Departamento de Defensa a continuar financiando el proyecto. Si bien Reid no hizo ninguna referencia abierta a los OVNIs, sí escribió que los miembros del personal que trabajaban en el programa habían logrado un progreso significativo «con la identificación de varios hallazgos altamente sensibles y poco convencionales relacionados con la industria aeroespacial».

El segundo documento es quizás aún más significativo. Contiene una lista de estudios científicos realizados dentro del AATIP y algunos de ellos han despertado un entusiasmo extraordinario en línea. De acuerdo con el documento, el AATIP estaba trabajando en una serie de proyectos fascinantes que incluyen mantos de invisibilidad, agujeros de gusano e interfaces cerebro-máquina. También parece que los investigadores intentaron identificar y rastrear OVNIs con un proyecto destinado a detectar y seguir «velocidades hipersónicas». También se hizo referencia a la mejora del enfoque estadístico de la ecuación de Drake, que sin duda es una referencia a la comunicación con la vida extraterrestre.

Como si esta increíble lista de proyectos no hubiera dado suficientes revelaciones a los investigadores OVNI, el último proyecto en la lista está redactado tentadoramente. Dada la naturaleza extraordinaria de los proyectos que el AATIP admitió haber llevado a cabo, se presume que este conjunto particular de experimentos debe haber sido algo verdaderamente sensacional.

MANTENIENDO LA BARRERA DEL ESCEPTICISMO: Mick West de Metabunk llegó a la misma conclusión que los investigadores franceses. Y el escéptico francés Gilles Fernández, comentó que tenemos una situación en la que un caso mayor ovni fue resuelto por “aficionados” en dos o tres días, después de haber sido investigado sin éxito por “expertos” durante dos o tres años. Lo mismo ocurrió con las “diapositivas de Roswell” en 2015.

LO QUE LOS CIENTÍFICOS NUNCA EXPLICARON: “Fue un objeto real, existe y lo vi”, asegura David Fravor, comandante de la Armada de Estados Unidos durante 18 años.

Fravor era quien pilotaba el F/A18 que avistó un extraño ovalo resplandeciente en San Diego, California, en 2004. De acuerdo con el piloto, entrevistado por ‘ABC News’, ese objeto volador tenía el tamaño de un avión y se movía rápidamente, diferente a cualquier aeronave que haya visto en el aire.

Este episodio es uno de los hallazgos investigados por el Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas, que registró el avistamiento de un extraño objeto volador en 2004 por esa ciudad estadounidense.

La existencia del programa fue revelada por el New York Times y confirmada luego por el Pentágono. Según el departamento de Defensa, el programa concluyó en 2012, pero el New York Times afirmó el sábado que dichas investigaciones continúan. Según el diario, entre 2007 y 2012 el programa documentó extraños objetos volantes que viajaban a gran velocidad sin propulsión visible o en posición estacionaria sin medios aparentes de sustentacion.

Imagen relacionada

EL INFORME HYNEK: Resulta que uno de los primeros auténticos investigadores del mundo OVNI, J. Allen Hynek, de la Northwestern University, llegó a creer que algunos encuentros realmente podrían tener causas de otro mundo. Pero él era mucho más escéptico sobre la fiabilidad de los testimonios de los pilotos. “Sorprendentemente, los pilotos comerciales y militares parecen ser testigos relativamente pobres”, escribió en “The Hynek UFO Report”.

Hynek descubrió que la mejor clase de testigos tuvieron una tasa de 50 por ciento de errores de percepción, pero que los pilotos tenían una tasa mucho más alta: 88 por ciento para los pilotos militares, el 89 por ciento para los pilotos comerciales, la peor de todas las categorías enumeradas. Los pilotos podían hacer una identificación precisa de los objetos cotidianos – tales como aviones y estructuras de tierra – pero Hynek dijo que “no debería ser una sorpresa que la mayoría de las malas identificaciones de los pilotos eran de objetos astronómicos”.

Los autores de un estudio de ovnis en Rusia llegaron a la misma conclusión. Yuli Platov de la Academia Soviética de Ciencias y el Coronel Boris Sokolov del Ministerio de Defensa se ocuparon de una serie de avistamientos en 1982 que causaron que se lanzaran unidades de aviones de combate de defensa aérea para interceptar a los ovnis. Platov y Sokolov dijeron que los avistamientos fueron provocados por globos militares que se elevaron a alturas superiores a las esperadas.

FUENTE: Código Oculto.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s