La Luna y las teorías de conspiración

Cincuenta años después de que el hombre pisara la Luna, la veracidad de este viaje espacial excepcional está bajo la lupa una vez más.

Ha transcurrido medio siglo desde el momento en el que el hombre pisó la Luna por primera vez. Sin embargo el viaje espacial de los astronautas estadounidenses sigue siendo puesto en duda.  Ya se ha hablado mucho de la bandera que no debía ondearse y de los rastros de polvo en los pies del módulo Eagle. Pero hay otros objetos que causan escepticismo a ciertas personas. El portal terra.com.pe reunió los argumentos a favor y en contra de que el alunizaje del Apollo 11 fue falso. 

 

Philip Plait, uno de los más entusiastas refutadores de las creencias sobre conspiraciones acerca del viaje a la Luna, dice que sería apropiado que la NASA diera respuesta a las preguntas hechas, y según él la NASA se niega a responder a las preguntas de los acusadores porque considera de «escasa dignidad» el verse obligada a hacerlo. Por otro lado, James Oberg afirma que la reacción oficial de la NASA en la televisión ha sido bastante torpe y contraproducente cuando Brian Welch, un alto funcionario del departamento de relaciones públicas de la NASA, afirmó que todas las acusaciones eran falsas pero no se molestó en proporcionar demasiada evidencia.

ESTADOS UNIDOS NUNCA PISÓ LA LUNA: Esta afirmación se le atribuye a Bill Kaysing, un hombre licenciado en literatura inglesa que, por cosas del destino, trabajó de rebote con la NASA. Al formar parte del Departamento de Publicaciones de Rocketdyne (contratista de la NASA), aseguró que los seis alunizajes del Apollo, entre julio de 1969 y diciembre de 1972 fueron engaños y lo sintetizó en el libro We never went to the Moon.

Kaysing era el jefe de la compañía de publicaciones técnicas, pero no se formó como ingeniero o científico. A pesar de que no tenía el conocimiento para exponer sus teorías, todas fueron tomadas como ciertas por los que dudan del alunizaje.

Estas son las principales “pruebas” que expuso en su libro para confirmar su teoría y que de hecho se repiten hasta el día de hoy:

  • La NASA carecía de los conocimientos técnicos para poner un hombre en la Luna.
  • La ausencia de estrellas en las fotografías de la superficie lunar.
  • La película utilizada por los astronautas en la Luna debía haberse fundido debido a los supuestos niveles altos de radiación.
  • Las inexplicables anomalías ópticas en las fotografías tomadas en la Luna.
  • La ausencia de cráteres de explosión por debajo de los módulos lunares. Debido a los motores, toneladas de polvo lunar debían desprenderse en los segundos finales del descenso.
  • La misteriosa muerte de Thomas Ronald Baron, un inspector que había escrito un informe crítico sobre el programa Apolo, no fue un accidente. Su informe también desapareció después de su muerte.

Además Kaysing afirmó que la muerte durante ensayos de algunos astronautas fueron premeditadas, debido a que varios querían exponer la conspiración de la NASA.

Jack White, un fotógrafo profesional, se tomó el tiempo para revisar todas las fotografías disponibles y aún cuando acepta que es posible el alunizaje, asevera que las gráficas no son de la Luna. Para certificar su teoría saca una cuenta en la que afirma que para registrar el material existente, cada astronauta debía tomar una foto cada 50 segundos, algo imposible dadas las dificultades físicas y técnicas para desplazarse.

TODO FUE UN MONTAJE: Ralph Rene publicó en 1992 el libro NASA Mooned America, un juego de palabras que podría traducirse como “La NASA le enseñó el trasero a EE.UU.”. El punto que hizo más famoso a este trabajo y que consiguió una respuesta oficial se refiere a un video en el que se ve una bandera ondeando, algo que no debía suceder según Rene porque en la Luna no hay viento. LA NASA explicó que no se trata de un ondeamiento sino que la bandera está arrugada, lo que contribuye a esa ilusión visual.

LA LUNA FUE UN ESCENARIO PARA TOMAR FOTOS: David Percy, experto en fotografía, filmó el documental ¿Qué sucedió en la Luna?. Este trabajo audiovisual se divide en tres partes. La que nos interesa es la primera. Allí analiza detalladamente todo el material fotográfico disponible y concluye que los errores son tan obvios, que fueron hechos a propósito para que cualquiera pudiera confirmar que es un montaje.

El sustento de este documental es más bien pobre. Por ejemplo, Percy explica que el sistema geológico (montañas, cráteres, etc.) en las diferentes misiones se parecen mucho, por lo cual se trata de una escenografía. Pero esto fue fácilmente desmontado porque existe mucho material donde se ven que los ambientes no son iguales.

El negacionista también advierte que para simular la gravedad, los saltos de los astronautas se hicieron con cables, como sin fuera una película de los Avengers. En la segunda y tercera parte del documental, retoma conceptos de Kaysing, como la imposibilidad de contar con la tecnología para viajar en el espacio o soportar la radiación.

FUENTE: cnet

 

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s