Notimex: la censura del Politburó

   Crecimiento menor a lo esperado * Primera devaluación con AMLO * México: el país de los eufemismos * ¿Maquillará MORENA sus cifras? * Continúa el desorden minero * Los demonios del poder * AMLO y su modelo keynesiano: subsidios hasta la ching…

Octavio Nini

Qué desconcertante votar por un gobierno de izquierda que impulsa políticas de derecha (conservadora). Qué asombroso apoyar una opción supuestamente progresista y presenciar su conservadurismo —advierte Denise Dresser—. Una izquierda que le apuesta a la petrolización y a la carbonización en vez del medio ambiente y las energías renovables. Una izquierda que promueve la voucherización en lugar de una red de seguridad social tejida desde el gobierno. Una izquierda que rechaza la regulación para contener el rentismo extractivo de la cúpula empresarial a la vez que se asesora con sus principales representantes. Una izquierda que tonifica la mano dura del populismo penal en lugar de la mano democrática del debido proceso. Una izquierda que fortalece las Fuerzas Armadas (?) mientras debilita los controles civiles (!). Una izquierda que amplifica la voz de las iglesias al mismo tiempo que apaga los medios públicos.

Y advierte Luis Rubio, de las mismas campañas, de la mezquindad política mexicana:

El estilo de gobernar de AMLO no es conducente a una mejoría. El tiempo para actuar de manera estridente, generando conflicto y confrontación, terminó el primero de julio por la simple razón de que las campañas requieren mezquindad, pero el ejercicio del gobierno requiere actuar equitativamente para todos, pues solo con la colaboración de todos es posible salir adelante. Sin embargo, AMLO está dedicado sistemáticamente a incrementar (y atemorizar) a quienes entran en su lista de culpables y adversarios; desacreditar a los miembros de su gabinete e ignorar a sus propios asesores, además de explotar resentimientos y frustraciones, sin construir nada que pudiese llegar a satisfacer las demandas, reclamos o necesidades de la población.

Lo que importa al electorado —igual al suyo que al fifí— es el resultado de la gestión de gobierno como ilustra la gradual disminución en los números de popularidad del presidente: una cosa es la elección y otra muy distinta es el ejercicio del poder. Su disyuntiva es seguir usando el púlpito para atacar a los que tilda de “adversarios” o construir con todos para lograr resultados.

Para ganar una elección es necesario atacar; pero para ejercer el poder son indispensables generosidad y competencia.

AMLO Y SUS CONSULTAS PATITO: Con la terquedad que le caracteriza, el primer mandatario seguirá esa línea (de los subsidios) durante los próximos 6 años, a menos de que antes le truene la economía o bien cuando la sociedad mexicana y sus organizaciones decidan oponerse de manera firme a dicho modelo.

Por lo anterior, también se entienden los desplantes políticos del partido MORENA que en Baja California impone, con la complicidad de los partidos locales, la idea arbitraria y unilateral de extender de 2 a 5 años el período del próximo gobernante, advierte José Santiago Healy.

Igualmente se explican las consultas patito de López Obrador, quien de manera caprichosa toma acciones supuestamente de carácter social para complacer a sus votantes.

MÉXICO EN SU ERA REAGAN: Cierto, México es hoy muy distinto a la década de los ochenta, es posible que AMLO sea un poco más cuidadoso en el gasto público y que la economía aguante varios años de traspiés.

LA CENSURA DEL POLITBURÓ: Reina del ridículo y directora de Mentimex, Sanjuana Martínez hizo una “revelación” noticiosa vía Twitter. Resulta que una investigación realizada por Notimex, agencia informativa del Estado mexicano, ha exhibido a los “comunicadores golpeadores” entre ellos Chumel Torres… el cual anda en HBO.

Advierte Gil Gamés en Milenio que esto no pasaría por ser un mero brote psicótico de la señora Martínez si ella no fuera la directora de una agencia informativa del Estado, porque utiliza a Notimex facciosamente, utiliza su cargo para infamar: lo hizo con la presentación de un libro de Mauleón, luego criminalizó a los escritores que han pedido becas, ahora injuria a periodistas (como Alberto Ruy Sánchez).

En fin, es AMLO con su censura estalinista, como los cerdos de Rebelión en la granja, adoptando las formas y mañas del antiguo régimen.

Y advierte Antonio Lazcano, sobre esos evangélicos que niegan a Darwin:

“Está además el ingreso de muchas iglesias evangélicas que no son iguales a las protestantes, ni a las anglicanos o presbiterianos que tienen una tradición intelectual y filosófica muy rica”.

Por otro lado, vemos el modo en que el presidente de la República sazona cada vez más sus homilías cotidianas con referencias religiosas. Se atrevieron a utilizar un podio político como el de Tijuana para convertirlo en un púlpito de predicación.

Hay (en el gobierno de AMLO) una erosión cotidiana del espíritu laico que es el único que puede permear una sociedad para que sea auténticamente democrática. Y esto afecta a la enseñanza de la ciencia en México.

Una ciencia sana no puede desarrollarse con recortes que hacen tabula rasa de tradiciones científicas, de grupos de investigación, de instituciones sólidas. Es un riesgo muy fuerte. Además, la idea de austeridad amenaza con destruir centros de investigación muy importantes. No creo exagerado decir que si cancelas estas opciones académicas y de investigación científica, en humanidades, artes, lo que haces es condenar el futuro de millones de niños y jóvenes que van a vivir en un mundo nacional encerrado en sí mismo. No están viendo las posibilidades del aparato científico como un elemento esencial del desarrollo nacional.

COMO EL PADRECITO STALIN: Los evangélicos se han convertido en una parte importante del gobierno de AMLO: sí, un gobierno “de izquierda” que utiliza a feligreses de una iglesia para repartir propaganda… ¿acaso no era éste un gobierno laico?

Primero se apoyó AMLO de Farela Gutiérrez en Tijuana, en pleno acto del presidente y su gabinete. Pero no solo eso, sino que los evangélicos harán el proselitismo de AMLO (la cartilla moral) hasta en domicilios, con personas que “normalmente no van a la iglesia”.

LEGIÓN DE FANÁTICOS DE LÓPEZ OBRADOR: Confraternice agrupa 7 mil iglesias evangélicas, más que la legión romana (de 5 mil integrantes), mientras Farela pide “ver con buena fe” la Cartilla Moral, puesto que busca reconstruir el tejido social y disminuir la violencia. Como si la ciudadanía necesitara el catecismo del padre Ripalda.

En fin, es la izquierda mexicana y sus santones, ahora que han abandonado a Marx y Engels (ni pujaron por la tumba de Londres vandalizada, en el cementerio Highgate).

LOS DEMONIOS DEL PODER: Justo en la semana de julio en que AMLO hizo su reacomodo evangélico, falleció en Saltillo el padre José Luis del Río y Santiago, conocido popularmente como el “Padre Exorcista”. El presbítero Ignacio Flores expresó que la muerte consternó a la comunidad católica, puesto que el pasado martes todavía lo alcanzó a ver de buena salud.

Cabe señalar que el padre José Luis del Río fue el único sacerdote de la diócesis de Saltillo autorizado por la Santa Sede para realizar exorcismos, actividad que le ocupó 43 años.

FUENTE: Milenio / Proceso / La Silla Rota / Etcétera / Reforma.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s