El incidente OVNI de Vorónezh (1989)

HISTORIAS DEL UNDERGROUND SOVIÉTICO: La tarde del 27 de septiembre de 1989, un grupo de niños que jugaba fútbol en el parque Yuzhni en la ciudad de Vorónezh, al sureste de Moscú, vio un brillo rosado en el cielo y luego una bola roja de unos nueve metros diámetro. La esfera dio vueltas, despareció, a los pocos minutos regresó y se mantuvo suspendida en el aire sobre ellos.

La noticia que asombró al mundo el 7 de octubre de 1989 fue lanzada por la agencia de noticias soviética TASS, lo que la llenó de credibilidad aunque muchos investigadores dudaron de su veracidad aun con una gran cantidad de testigos y relatos comunes.

Según los relatos de los testigos se trataba de varios seres, algunos declararon 2, otros hasta 5, de alrededor de tres metros, tres ojos con uno de ellos superior y que no dejaba de moverse, pequeña cabeza y algo puntiaguda. Estos extraños seres eran acompañados por lo que parecía ser un robot, de movimientos toscos y casi erráticos que tras un chillido de unos de los seres recogió muestras del suelo.

Mas extraño aún, fue lo sucedido con un niño que asustado intentó correr. Un haz de luz, lanzado por uno de los extraterrestres lo hizo desaparecer. Contrario a lo que todos supusieron, el chico no había muerto, sólo no estaba, reapareció minutos después que el OVNI se elevó al cielo.

placeholder

Los niños Vasya, Zhenya y Julia, que fueron los primeros testigos de la llegada de los extraños visitantes, aseguran que uno de éstos esgrimió «un fusil» de medio metro de longitud que apuntó hacia un muchacho que estaba no lejos de allí y que desapareció en el acto. Poco después el gigante y la nave ascendieron al cielo y el muchacho desaparecido volvió a aparecer indemne y sin señal alguna de haber recibido daños.

El rayo desmaterializador es otro ingrediente que aporta este caso, y no se pudo localizar al joven que sufrió el disparo para interrogarlo y saber a dónde se fue o en qué se convirtió durante esos minutos, o si con posterioridad padeció secuelas.

El libro “Expediente Soviet UFO”, escrito Philip Mantle y  Paul Stonehill, se narran más detalles de esta experiencia. “Una multitud que se había reunido allí vio lo que describió como un alienígena con tres ojos a través de una escotilla abierta. El extraterrestre media aproximadamente tres metros, tenía puesto un mono plateado, botas color bronce y llevaba un disco en el pecho. El Ovni aterrizó y salieron dos criaturas de él, una de los cuales era un robot. Un muchacho gritó porque tenía miedo. El alienígena lo miró con sus ojos brillantes y el muchacho quedó en silencio, sin poder moverse. Los observadores también gritaron, y el ovni desapareció”.

Pero eso no terminó allí. “Más o menos cinco minutos después volvió a aparecer. El alienígena tenía una pistola; un tubo de medio metro de largo más o menos. Apuntó este arma a un muchacho de dieciséis años, y el muchacho desapareció. El extraterrestre entró en la esfera, y la nave despegó. Al mismo tiempo, el muchacho se volvió a personar”, señala el libro.

La entidad y otras dos parecidas a ella, salieron de la nave con “pasos pesados”, acompañadas de algo parecido a un robot, con botones en el pecho. Una de las entidades ajustó algo en el pecho del robot, causando que se moviera en una forma mecánica. Los alienígenas se dice que caminaron por el parque, acompañados por el robot amenazante, examinando el suelo y al parecer tomaban muestras de tierra.

Uno de los extraterrestres hizo sonidos que parecían ser órdenes, y de su pecho salió un rayo de luz que delineó en el suelo varios rectángulos luminosos, a unos 30 cm x 50 cm.

Los seres se pasearon ante los ojos de todos, recorrieron el parque, tomaron muestras del suelo, recogieron piedras, y en menos de 5 minutos luego del aterrizaje, despegaron con la misma velocidad con la que habían llegado. La ciudad estaba atónita. Los alumnos del colegio 33, ubicado frente al parque comenzaron a sentirse mal, mareados y con dolores de cabeza, aunque los síntomas fueron pasajeros.

La información, con los testimonio de los niños fueron publicados por el periódico Sovetskaya Kultura. La información rápidamente comenzó a ser replicada por agencias de noticias internacionales que citaban a la Agencia Oficial Rusa (TASS). En Chile el suceso fue a dado a conocer en el programa Sábados Gigantes, conducido por  Mario Kreutzberger y que en esos años contaba con una gran sintonía los días sábados. Allí se mostraba a los niños y una serie de dibujos de lo que habían observado aquel día.

Los residentes de Vorónezh entrevistados (33 personas que vieron el aterrizaje, entre niños y adultos que fueron interrogados según reveló el astrofísico francés Jacques Valleé que investigó personalmente el caso), afirmaron más tarde que habían observado ese mismo ovni no sólo durante el incidente mencionado arriba, pero también varias veces el 21 de septiembre, 23, 29 y 02 de octubre, de 6 pm a 9 pm. Algunos de estos incidentes involucraron una entidad diferente pequeña, con la cara de color verde grisácea y con un abrigo azul parecido a un impermeable suelto.

Volodia Startsev, de 12 años, relató a los medios televisivos: “Cuando ellos salieron de la nave yo me quedé inmóvil, como paralizado. Estábamos todos muy asustados. Dos de los seres salieron de la nave y observaron el lugar. Después de cinco minutos se fueron. Cuando desaparecieron me mareé, la cabeza me dolía y me daba vueltas”.

Un grupo de investigadores internacionales analizó las afirmaciones de los testigos. Llegaron a la conclusión de que múltiples testigos se dieron a conocer independientemente, por lo tanto no podía haber sido un engaño perpetrado por el gobierno soviético.

Los niños y otros testigos oculares del fenómeno anormal fueron interrogados por la policía y periodistas. No hubo discrepancias en la descripción de la misma esfera o las acciones de los extraterrestres. Además, todos los niños que se convirtieron en testigos de este caso todavía tienen miedo, incluso ahora después de tantos años.

“No fue una ilusión óptica”, dijo el teniente de policía Sergei A. Matveyev de la estación de policía de Vorónezh. Confesó que él no vio a los extraterrestres pero que vio cuando se alejaba su nave especial: “Yo estaba en el parque sur aquella tarde, cerca de la carretera y vi un objeto volador a una altura de 200 a 250 metros”. Su compañero, el capitán C. H. Okunev, también observó el Ovni: “Se quedó a la misma altura sin moverse horizontalmente. Eso me interesó mucho porque no podía ser un globo meteorológico”.

Fiodor Kiseliev, un biólogo que estuvo en el parque en 1989, situado al sur de la ciudad y calcula que el objeto volador debía pesar 11,5 toneladas por la profundidad de los cuatro orificios que dejó en el suelo.

El diario español ABC de Madrid reflejaba la noticia en su edición del 10 de octubre: Científicos soviéticos confirman el aterrizaje en la URSS de un «ovni» tripulado por gigantes.

En los días siguientes, las notas hablaban del trabajo realizado por científicos, policías, investigadores y periodistas. “Un equipo de científicos del laboratorio de Geofísica ha confirmado el reciente aterrizaje de un objeto volador no identificado –OVNI–, al tiempo que han localizado pisadas de alienígenas, que según los testigos presenciales medían de tres a cuatro metros y tenían la cabeza muy pequeña. Hemos identificado el lugar del aterrizaje mediante sistemas de biolocalización”, declaró a Tass Genrij Silanov, jefe del laboratorio de Geofísica de Voronezh.

Silanov manifestó a la agencia Tass que los investigadores del caso han afirmado que la nave no identificada había originado una depresión en el suelo de veinte metros de diámetro y cuatro centímetros de profundidad. En el lugar donde se posó el objeto, dos científicos, acompañados de un miembro de la Policía local, detectaron elevada radiactividad y escorias de un metal desconocido que no reacciona con ácido alguno.

FUENTE: Humanidad y Cosmos / Perodismo y Misterio.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s