El fantasma del 1140

Wendy Chávez

HISTORIAS DEL UNDERGROUND MEXICANO: El número 1140 alude al punto exacto de la carretera que une a 3 ciudades: Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, donde se dice que aparece una mujer joven con una larga cabellera castaña. El kilómetro ya ha sido bien ubicado por todo aquel que lo transita. Algunos consideran que este punto denominado 1140 es el más peligroso y hasta disminuyen la velocidad cuando conducen por ahí.

Quienes han visto a la mujer del 1140 dicen que tiene el rostro pálido y está ataviada como si fuera a una fiesta. Parece una mujer común y corriente hasta que la miran a los pies, porque en realidad va como flotando por el asfalto de la carretera. De vez en cuando se da la vuelta para hacerles alguna seña a los automovilistas. Su pulgar en alto hace pensar que pide un aventón; por lo general, esa petición siempre va con dirección de Gómez Palacio a Torreón.

Pero, ¿quién pudo ser esta hermosa mujer en vida? De acuerdo con la versión más aproximada del relato, dos fueron los accidentes que conmovieron a la región y en ambos iba una mujer que perdió la vida. Uno de ellos, el de una familia que regresaba de un festejo del conocido Centro Campestre de Gómez Palacio. Se dice que al llegar al cruce del ferrocarril, el automóvil en que viajaba impactó contra el tren, provocando así la muerte de todos los pasajeros.

El otro accidente ocurrió tiempo después, y fue muy similar al anterior; en esa ocasión una señorita de origen hebreo perdió la vida en el lugar.

Dos décadas más tarde, un taxista relató a varios periódicos de la localidad, su escalofriante experiencia. Cuentan que poco después de la media noche, cuando circulaba por el bulevar Miguel Alemán con dirección a Torreón, de pronto en el kilómetro señalado, una mujer con dichas características le indicó que se detuviera.

El trabajador del volante, al recordar la historia del fantasma del 1140, aceleró “muerto de miedo”. Creyendo haber dejado atrás a la mujer, miró por el espejo retrovisor helándosele la sangre al ver que en el asiento trasero venía como pasajera la espectral aparición. La impresión fue tal que casi pierde el control del volante y el conocimiento. La joven dama le sonrió en forma macabra y simplemente desapareció. Del impacto que sufrió, el taxista cayó gravemente enfermo.

Debido a la gran cantidad de percances registrados en el kilómetro 1140, las autoridades decidieron construir un paso a desnivel. Aún así el fantasma se sigue apareciendo.

Ver también:

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s