La propulsión de los OVNIs (primera parte)

    La otra realidad * Los scout-ships adamskianos *  La tecnología imposible * Máquinas del cosmos * Vinieron del espacio exterior * El viaje interestelar * Una teoría del campo unificado * El incidente del cohete Polaris * El vuelo del Apolo XII * El informe Condon * La extraña muerte de Morris Jessup * El Experimento Filadelfia * Algo más que la fría mecánica * Agua para nuestro horrible molino…

   Morris Jessup creía que el desarrollo de nuestra era aeronáutica era “de gran interés para nuestros vecinos del espacio”, y que allí podría estar la explicación del creciente número de avistamientos OVNI, concentrados en gran medida en la zona del Triángulo de las Bermudas, situado frente a la costa de Florida y alrededor del Cabo Kennedy.

Pin en UFO

HISTORIAS DEL UNDERGROUND AMERICANO: El 10 de enero de 1964 se dio en esa región del Triángulo de las Bermudas el caso de un OVNI que entró en el radio de seguimiento del radar durante el lanzamiento de un cohete Polaris y que la pantalla siguió en su extraño curso durante 14 minutos, antes de volver enfocar al Polaris. Aunque ampliamente comentada por los que estaban presentes, esta aparición nunca fue comentada por la prensa, posiblemente porque los misterios no suelen robustecer la confianza del público.

Así, la teoría de Jessup acerca del “interés” de los OVNI en nuestra era aeronáutica (luego a la era espacial, a partir de 1959) se vio fortalecida por acontecimientos posteriores.

Durante los lanzamientos de algunos cohetes, como los del Géminis 7, se observaron algunos OVNI. Los astronautas a bordo, McDivitt y Borman, observaron un OVNI que avanzaba en paralelo a su nave y llegaron a considerar por un momento la acción evasiva.

Se sabe también que el vuelo del Apolo XII a la Luna se vio “escoltado” por dos OVNIs, uno al frente y otro detrás, cuando se hallaba a 210,000 km de la Tierra, en el espacio exterior. Su presencia llevó al astronauta Gordon a comentar que “eran muy brillantes y parecían hacernos señales luminosas”. Aunque no hubo confirmación del Centro Espacial Houston o de la NASA, estas luces también fueron captadas por varios observatorios europeos. Más tarde, durante el mismo vuelo, los astronautas vieron otra luz brillante, que describieron “tan grande como Venus” y que se situó entre ellos y la Tierra unos 10 minutos, y luego desapareció.

MANTENIENDO LA BARRERA DEL ESCEPTICISMO: Aunque debe tenerse en cuenta que estos objetos podrían ser cualquier cosa no identificada, incluso partes de los cohetes impulsores u otros restos flotantes en el espacio, las actividades de tales OVNI, así como su capacidad para aparecer y desaparecer, parecen sugerir una dirección no orbital e independiente.

En el Informe Condon, el Dr. Franklin Roach se refirió a las supuestas visiones OVNI por parte de los astronautas, señalando que “las condiciones en que los astronautas hicieron esas observaciones son similares a aquellas en que se encontrarían una o dos personas que viajaran en el asiento delantero de un automóvil pequeño, sin ventanillas traseras o laterales y con un parabrisas muy sucio y parcialmente cubierto”. Llevada a su conclusión lógica, esta observación daría a entender que nada que los astronautas pudiesen haber advertido por medio de la observación visual sería digno de crédito.

Dr? Morris K. Jessup - The Philadelphia Experiment From A-ZComo ha ocurrido con muchos otros investigadores y ufólogos, Jessup quedó convencido de que había una censura encubierta que ocultaba muchas informaciones y acontecimientos importantes. El último libro que publicó antes de su muerte se refería a las alusiones bíblicas de “platillos volantes” y también a la cuestión de cómo el magnetismo controlado puede producir invisibilidad, que es una proyección de la “teoría del campo unificado” de Einstein y que Jessup consideraba la clave, tanto de las repentinas apariciones y desapariciones de OVNI como de barcos y aviones.

El día de su muerte, 20 de abril de 1959, Morris Jessup se encontraba en Miami y, según el Dr. Manson Valentine, su amigo de muchos años y una de las últimas personas con quien habló, estaba muy deprimido. El Dr. Valentine le había invitado a cenar la noche del 20 de abril; Jessup aceptó, pero no llegó. Murió dentro de su auto, estacionado en el parque municipal de Dade, envenenado con monóxido de carbono proveniente del tubo de escape, que había sido conectado hacia el interior del automóvil por medio de una manguera. Debido tal vez a la insistencia de Jessup en ciertos aspectos de la intervención de otros mundos en asuntos de este planeta, hay quienes piensan que su muerte no fue autoprovocada y que el incidente es una muestra de los peligros que se corren al investigar muy de cerca todo el espinoso asunto de los OVNIs.

U.S. Navy Wants Pilots to Report UFOs, Despite Stigma - The Atlantic

En cuanto a la propulsión de los OVNI, hay varias teorías que son posibles. Un método que resulta útil dentro de nuestra atmósfera, consistiría en que una nave con forma de disco y con un perímetro de generadores de rayos catódicos viajase rápidamente en cualquier dirección, sencillamente al hacer funcionar los generadores situados en el extremo frontal o en un costado, según el rumbo deseado. Luego, los generadores ionizarían el aire situado frente al vehículo, causando un vacío dentro del cual podría moverse. Estas “bolsas” de aire ionizado dejadas por los OVNI podrían muy bien ser la causa de las turbulencias del “aire claro” advertidas por los pilotos.

Otro de los métodos se asemejaría al de los actuales aviones de propulsión a chorro, pero sería infinitamente más rápido; cercano, en teoría, a la velocidad de la luz. Los reactores estarían basados en la fusión, y no en la fisión atómica, y solo se necesitaría materia y agua fusionables. Este tipo de propulsión explicaría tal vez el hecho de que se hayan visto OVNIs “succionando” agua desde el mar o lagos interiores.

Hay otra teoría entre los ufólogos que supone un cambio de tiempo y dimensión basado en campos electromagnéticos especiales. Morris Jessup tenía una teoría, según la cual el poder de los campos magnéticos podría transformar y transportar materia desde una dimensión a otra… creía que los OVNI podían entrar a nuestra dimensión y luego salir, llevándose muestras… incluso de animales o hasta seres humanos. Además, pensaba que algunos de los accidentes habían sido provocados por los rayos catódicos de los OVNI, que habrían creado un vacío en el cual se desintegraban los aviones que penetraban en aquel campo.

Esto probablemente le ocurrió al capital Mantel, quien el 7 de enero de 1948, él y otros pilotos de la base Godman, en Fort Knox, persiguieron con sus Mustangs P-51 a un OVNI “de enorme tamaño” que habían observado durante el día, cerca de la base.

PILOTOS QUE ENFRENTARON OVNIs: Cuando Mantel se elevó persiguiéndole, algunos testigos lo vieron desintegrarse. Una declaración posterior de la Fuerza Aérea sostuvo que el capitán “perdió el control mientras trataba de alcanzar el planeta Venus y que el avión se destrozó al caer en picado”. Otros ufólogos opinan que Mantel voló demasiado cerca del platillo y cayó dentro del campo ionizado. Su aparato estalló en tantos pedazos, que no se pudo encontrar ninguno mayor que un puño, además de que todos los fragmentos encontrados estaban perforados, como si hubieran sido horadados por pequeños gusanos.

pc. KLM K.L.M Douglas Dc-6 @ Amsterdam Schiphol airport Card is ...

Esto podría haberle ocurrido también al Constellation que Bob Brush (un piloto de avión comercial) vio estallar cerca de Gran Inagua, en las Bahamas, en octubre de 1971. Se sabe que Bob iba volando en un DC-6 y captó en su radar al Constellation, que volaba bajo y tal vez con dificultades. De pronto explotó, lo que provocó una llamarada que encendió el cielo de un horizonte al otro. La explosión fue tan brillante que le hizo daño en los ojos, lo que era absolutamente desusado. Una embarcación que se hallaba en las cercanías recogió un manual de vuelo que Bob pudo examinar luego. Estaba acribillado de pequeños agujeros, igual que los restos desintegrados del capitán Mantel.

Sean lo que fuesen los OVNI parecen crear un torbellino magnético temporal y un tipo de ionización que puede causar la desaparición o desintegración de barcos y aviones.

MISIONEROS DE OTROS MUNDOS: En cuanto a la posibilidad de que los OVNI vengan volando desde otra dimensión, para secuestrar aviones, barcos y personas de la nuestra, existe la teoría relativa a otras dimensiones, coexistentes, que a su vez tiene relación con la teoría de la materia negativa: una Tierra negativa y mundos coexistentes. Todo ello resulta menos fantástico ahora que hace varias décadas, cuando se sugería por primera vez.

FUENTE: Código Oculto / Periodismo y Misterio.

*Antonio Ribera. OVNIs: Máquinas del cosmos. Editorial Planeta, 1983.

Ver también:

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s