El horror planeado de Beirut

Lehbib Abdelhay

HISTORIAS NEGRAS DEL MUNDO: Una fuente confidencial israelí altamente informada, según adelantó el medio digital israelí Richardsilverstein, confirmó que Israel causó la enorme explosión en el puerto de Beirut, que mató a más de 100 e hirió a miles de personas. El bombardeo prácticamente arrasó el puerto y causó daños masivos en toda la ciudad. La fuente recibió esta información de un funcionario israelí que tenía conocimientos especiales sobre el asunto.

Según esta teoría de conspiración, Israel apuntó a un depósito de armas de Hezbolá en el puerto y planeó destruirlo con un dispositivo explosivo. Trágicamente, la inteligencia israelí no realizó la debida diligencia en su objetivo. Por lo tanto, no sabían (o si lo sabían, no les importaba) que había 2.700 toneladas de nitrato de amonio almacenadas en un almacén de al lado. La explosión en el depósito de armas provocó la catástrofe resultante.

Por supuesto, es desmesurado que los agentes israelíes no hayan determinado todo acerca de su objetivo, incluido lo que estaba en sus inmediaciones. La tragedia que habría causado Israel es un crimen de guerra de inmensa magnitud.

Aunque Israel ha atacado regularmente depósitos de armas y convoyes de Hezbolá e Irán en Siria, rara vez emprende ataques tan descarados dentro del Líbano. Este ataque en la capital del país marca una escalada aún mayor. La temeridad de esta operación es asombrosa.

Is Mossad's Yossi Cohen the future after Bibi-Gantz? - analysis - The  Jerusalem Post

Sin embargo, no es de extrañar. Un plan de este tipo solo puede contemplarse en medio de una disfunción política interna. Yossi Cohen está contra las cuerdas y desesperado por cambiar de tema. Cuando sus oficiales de inteligencia le presentaron el plan, probablemente se frotó las manos con júbilo y dijo: “¡Adelante!”. La inteligencia israelí está dispuesta a complacer al jefe del gobierno Benjamin Netanyahu y probablemente atajó para que el ataque sucediera. Cuando nadie está al volante diciendo “¡Alto!” el bote golpea un iceberg y se hunde. Eso es posiblemente lo que sucedió.

El bombardeo israelí trae a la mente bombardeos similares orquestados por sus agentes en Beirut en el período anterior y posterior a su invasión de 1982. El libro de Ronen Bergman sobre los asesinatos del Mossad y Remy Brulin ha documentado múltiples bombardeos israelíes durante este período que causaron muertes y destrucción generalizadas en la población civil de la ciudad.

Rise And Kill First on Twitter: "Departing head of #Mossad #MeirDagan on  Netanyahu in #RiseAndKill1st: "Benjamin Netanyahu, Dagan claimed, was  behaving irresponsibly & for his own egotistical reasons,leading the  country into disaster.'That

En este caso, el daño hecho fue accidental. Pero eso será poco consuelo para los miles de libaneses cuyas vidas se han convertido en un infierno como resultado de este (presunto) ataque israelí. Como acotación al margen, el ex diputado del Likud Moshe Feiglin tuiteó una cita de la Mishná que “celebraba” el desastre: “alegres en Israel como el 15 de Av [el día del bombardeo] y Yom Kipur”.

Éramos pocos y llegó Feiglin

Podría (y debería) haber repercusiones políticas internas israelíes por este desastre. Cuando Netanyahu aprobó el ataque, él es responsable de las consecuencias. En 1982, una comisión de investigación determinó que Ariel Sharon era culpable de la invasión del Líbano y la masacre de Sabra y Shatilla. Fue enviado al exilio político durante una década. Como mínimo, esto debería descalificar a Netanyahu para liderar el Estado de Israel. Este sería el resultado en cualquier nación democrática en la que el líder fuera responsable de sus fracasos.

Ariel Sharon, el 'bulldózer'

Pero, por desgracia, Israel no es una nación así, y Netanyahu siempre parece librarse de la responsabilidad de sus errores. La diferencia aquí es que el líder israelí ya está bajo presión debido a la desastrosa respuesta de su gobierno a Covid19 y al inminente juicio por corrupción por tres cargos de soborno. Este podría ser el punto de inflexión.

Normalmente, los israelíes no echarían un ojo a semejante masacre. Se han acostumbrado al sufrimiento que infligen a sus vecinos árabes. Pero dada la caída de la popularidad de Netanyahu, esto podría acelerar su final.

CASUS BELLI PARA REACTIVAR LA ECONOMÍA: Israel no podría haber elegido un peor momento para infligir tal sufrimiento al Líbano. El país atraviesa una profunda crisis económica. Las empresas van a la quiebra, la gente no tiene nada que comer, los políticos se pelean y culpan sin hacer nada. El Líbano es un caso perdido. El sufrimiento está en todas partes. Hay poco apetito por parte de sus hermanos árabes como Arabia Saudita para acudir en su ayuda. Si algún país no necesitó esta tragedia añadida es el Líbano.

Ver también:

MANTENIENDO LA BARRERA DEL ESCEPTICISMO:

FUENTE: El Mundo / ECSAHARAUI.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s