La mafia de intelectuales que se victimizan

Caciques “culturales”, liberaloides esnobistas y cristeros psicóticos…

Christian Nader

Sin duda la reducción de presupuesto en universidades y otras instituciones públicas es preocupante, pero vincularse con aquel impresentable y repulsivo grupúsculo de caciques culturales, me parece patético. Aún más cuando fueron relegados por la administración federal actual, siendo reemplazados por facciones de escritores, periodistas, analistas y demás personas cercanas o afines a Morena.

En el caso de aquella élite (no todos los firmantes), la libertad de expresión les tiene sin cuidado; fueron “agraviados” cuando se reveló públicamente los millones que las administraciones pasadas les dieron para forjar su emporio de alta cultura, sofisticación y propaganda.

SinLínea.Mx's tweet - "Ya no hacen a los dictadores como antes... 💔 Así,  Krauze y Aguilar Camín, se quejan del autoritarismo de AMLO en todos los  medios nacionales e internacionales que pueden...

Abunda el nepotismo, el compadrazgo y las rancias estirpes de siempre. Conozco en persona a cuatro firmantes, dos de ellos fueron mis maestros, uno es un junior sin carácter ni ideología que cree vivir en el siglo XVI y el otro un elitista y racista asqueroso.

En cuanto a posgrados, hay varios becarios Guggenheim. Casi todos los que estudiaron (o estudian) en el extranjero, los hacen o hacían en universidades estadounidenses, pocos en europeas. En el contexto de sociales, en su mayoría son egresados de instituciones nacionales privadas: UIA, UP, ITAM, ITESM, Anáhuac, etc. Una minoría son de escuelas públicas: muchos de la UAM; en económicas del CIDE y en ciencias de la UNAM y Cinvestav.

La lista también está engrosada por aquellos firmantes que protestaron contra la reducción del presupuesto para instituciones de educación superior o centros de investigación, los cuales no están señalados.

Conclusiones: un gran % de los firmantes pertenecen al círculo de protegidos, empleados, socios de dichos individuos o los voceros (rostros) de otros medios. Sin duda, es una defensa tanto de su imagen por las turbias dádivas como del futuro de aquellas “personas morales”.

FUENTE: La Jornada / El Chamuco.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s