El coronavirus y la luz ultravioleta

Un recurso ya utilizado en muchas disciplinas para la higiene y desinfección también aportaría buenos resultados en este caso…

FRONTERAS DE LA CIENCIA: En un documento publicado en The Conversation, Karl Linden, profesor de ingeniería ambiental y en desarrollo sostenible de la Universidad de Colorado, explica que el SARS-CoV-2 se vuelve inofensivo con la luz ultravioleta. Sin embargo, el dilema es cómo hacer buen uso de ella porque puede ser perjudicial para las personas.

El virus se propaga de varias formas. La principal vía de transmisión es el contacto de persona a persona a través de las gotitas emitidas cuando un individuo enfermo respira, habla, canta o tose. El virus también puede transmitirse cuando los sujetos se tocan la cara poco después de haberlo hecho en superficies que han sido contaminadas por otros infectados. Esto es especialmente preocupante en entornos de atención médica, espacios comerciales donde la gente toca con frecuencia mostradores y mercaderías, y en medios de transporte.

“He observado -dice Linen- que los rayos ultravioleta se pueden utilizar para reducir el riesgo de transmisión a través de ambas rutas. Las luces UV pueden ser componentes de máquinas móviles, ya sean robóticas o controladas por humanos, que desinfectan superficies. También pueden incorporarse en sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado o colocarse dentro de los flujos de aire para desinfectar el aire interior. Sin embargo, los portales ultravioleta que están destinados a desinfectar a las personas cuando ingresan a espacios interiores probablemente sean ineficaces y potencialmente peligrosos”.

A SABER: Los hospitales han estado utilizando robots que emiten luz UV-C durante años para desinfectar las habitaciones de los pacientes, los quirófanos y otras áreas donde se pueden propagar las infecciones bacterianas. Estos robots, que incluyen Tru-D y Xenex , ingresan a habitaciones vacías entre los pacientes y deambulan de forma remota emitiendo radiación UV de alta potencia para desinfectar las superficies. La luz ultravioleta también se utiliza para desinfectar instrumentos médicos en cajas especiales de exposición a rayos ultravioleta.

Los rayos UV se utilizan o prueban para desinfectar micros, trenes y aviones. Después de su uso, los robots UV o las máquinas controladas por humanos diseñadas se mueven y desinfectan las superficies a las que puede llegar la luz. También sería una solución útil para desinfectar las tiendas, supermercados y espacios comerciales.

También es posible utilizar rayos UV para desinfectar el aire. Los espacios interiores como escuelas, restaurantes y pequeños comercios que tienen algo de flujo de aire pueden instalar lámparas UV-C y dirigidas al techo para desinfectar el aire a medida que circula. De manera similar, los sistemas HVAC pueden contener fuentes de luz ultravioleta para desinfectar el aire a medida que viaja a través de los conductos. Las aerolíneas también podrían usar la tecnología UV para desinfectar el aire en los aviones o usar luces UV en los baños.

FUENTE: infobae.

Ver también:

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s