Reinas de belleza… y del narco

Carlos Jiménez / Excélsior

El poder, el dinero o quizá la ignorancia ha llevado a varias mujeres, muchas reinas de belleza, a involucrarse con grupos delictivos, varias además son de origen humilde. Algunos casos son los siguientes.

Laura Elena Zúñiga, fue Nuestra Belleza Sinaloa en 2008, fue nombrada Reina Hispanoamericana en el concurso llevado a cabo en Bolivia, pero a los 23 años fue detenida en Guadalajara, iba con su novio y ambos llevaban armas, municiones y miles de dólares en efectivo, al parecer propiedad del Cártel de Juárez. Quedó en libertad tras demostrar que no estaba enterada de las actividades de su novio.

María Flores, también originaria de Sinaloa, fue “Mujer Sinaloa” en 2012, sin embargo, más tarde fue relacionada con “El Cholo”, el líder de una célula del Cártel de Sinaloa, además de ser el último escolta de Joaquín “El Chapo” Guzmán. En ese año, María Flores fue abatida en un enfrentamiento entre narcos y elementos del Ejército mexicano. Fue sepultada con su cetro de belleza.

Juliana Sosa, una modelo de origen colombiano, tenía algunos contratos para trabajar en pasarelas, pero se hizo novia del JJ, el sujeto que disparó contra el futbolista Salvador Cabañas y le arruinó su carrera deportiva. Juliana fue detenida tiempo después en un operativo en Bosques de las Lomas, fue arraigada y posteriormente deportada a Colombia.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s