Coronavirus: la vacuna de Janssen

FRONTERAS DE LA CIENCIA: Janssen (filial de Johnson & Johnson) ya tenía una vacuna candidata contra el coronavirus en marzo del año pasado. Probaron en el laboratorio y en primates no humanos varias formulaciones y comprobaron que su Ad26.COV2.S, como la han denominado, generaba suficientes anticuerpos neutralizantes para frenar la infección. Para activar el sistema inmune usa un vector viral, en concreto el adenovirus 26. Se trata de un virus humano, que provoca catarros, pero que aquí ha sido modificado para ser inocuo. Lo que sigue haciendo es producir la proteína de la espícula del SARS-CoV-2, unas terminaciones que usa el coronavirus para colarse en las células humanas e infectarlas. En el caso de la vacuna no las infecta, pero sí activa las defensas. Este vector viral es el mismo en el que se basa la formulación de Oxford/AstraZeneca. También la rusa Sputnik se basa en adenovirus, pero usa dos, el Ad26 en la primera dosis y otro, el Ad5, en la segunda.

Aunque los ensayos aún están en marcha y se extenderán un año, ha pasado un tiempo relativamente grande para determinar la eficacia de la vacuna. En aquel ensayo global con miles de participantes, demostró una eficacia del 66,9% a los 14 días del pinchazo. El porcentaje se eleva hasta el 85% a la hora de evitar que la enfermedad curse de forma grave o crítica. Y hasta el 100% de protección frente al fallecimiento. En cuanto a la duración de la inmunidad, no se ha establecido, pero los primeros vacunados lo fueron en septiembre del año pasado. Con esos datos, el 11 de marzo pasado la EMA daba su visto bueno a los resultados y la Comisión Europea autorizaba su uso.

Las vacunas viajan congeladas. Manteniéndolas entre -25º y -15º pueden conservarse durante dos años. Pero, a diferencia de las de Moderna o Pfizer, pueden transportarse refrigeradas entre 2º y 8º, aguantando hasta tres meses en el refrigerador. Su distribución se hace en viales de cinco dosis de 0,5 mililitros cada una. Una vez fuera del refrigerador hay que administrarla en 12 horas máximo. Y tras abrir un vial, hay que usar los cinco pinchazos en tres horas, en caso contrario hay que desecharlo.

RIESGOS: Como todos los fármacos, está desaconsejada para los alérgicos a alguno de sus componentes. Según la información ofrecida a las autoridades sanitarias, la reacción adversa local más frecuente fue el dolor en el lugar del pinchazo. En cuanto a las reacciones adversas sistémicas, un tercio de los voluntarios de los ensayos tuvieron cefaleas, fatiga o mialgia. Un 10% también pasaron algo de fiebre y náuseas. Estos efectos desaparecen en uno o dos días.

FUENTE: El País / euronews.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s