El caso del socavón de Puebla

Jesús Badillo / Milenio

Como si se prepararan para ver un partido de futbol, cuatro jóvenes se acomodan en su propio ‘palco’, arriba de una camioneta de redilas estacionada en medio de un sembradío. Abren una Coca-Cola de las grandes y llenan sus vasos.

Entre los visitantes se escuchan teorías del origen del socavón: “es un ojo de agua”, “es un ameyal”, “está naciendo un volcán”, “es huachicol”, “son desechos de (las empresas) Volkswagen, Ternium y la Bonafont”. Los mismos habitantes se dicen sorprendidos, tanto por el hoyo, como por la gente que sigue llegando “sólo para ver el socavón”.

El socavón en medio de la nada, es ahora la atracción turística de la región. Saben que es una zona de peligro, pero para ellos vale la pena sacarse una foto o un video en el lugar. Es por eso, que las autoridades aumentaron el cerco de seguridad, ya que la gente no deja de llegar. “Si todos los que venimos de curiosos cooperáramos en vez de 20 pesos de estacionamientos, cuánto dinero no se generaría para ayudar a la familia. Yo creo que con ese dinero podría hacerse algo”, considera Antonia.

Las autoridades de Protección Civil informaron el jueves por la mañana que, en promedio, el diámetro del socavón aumenta 17 metros a diario.

Luego de tomar muestras del centro del socavón para su estudio con la utilización de tecnología de punta, el investigador del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Pedro Francisco Rodríguez Espinosa ,informó que en 25 días habrá resultados preliminares sobre el origen del hundimiento en el municipio de Juan C. Bonilla.

El experto dijo que la colaboración entre la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial y el IPN, consolidará información objetiva, sistematizada y confiable para la toma de decisiones públicas, después de realizar estudios de química del agua, hidrogeoquímica, composición isotópica, penetración de ondas, corrientes, métodos geofísicos y análisis de iones para determinar con precisión las causas del socavón.

Rodríguez Espinosa explicó que el equipo conformado por 10 especialistas ya tomó muestras directas en el centro del hundimiento. De manera regular se informarán los hallazgos relevantes hasta concluir la investigación.

Durante la jornada para montar equipos, el científico del IPN dijo que es importante estudiar y analizar el caso suscitado en Puebla, pues puede ser referencia en otras regiones.

Ver también:

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s