La cepa Delta: una variante de preocupación

FRONTERAS DE LA CIENCIA: Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que dictan las políticas sanitarias preventivas de Estados Unidos han visto con preocupación el crecimiento de casos de coronavirus correspondientes a su variante Delta, surgida en India. Y por ello, la reclasificaron, al dejar de nombrarla “de interés”, para ahora nombrarla como “de preocupación”.

La designación de variante de preocupación se otorga a las cepas del virus que los científicos creen que son más transmisibles o pueden causar una enfermedad más grave. Las vacunas, los tratamientos y las pruebas que detectan el virus también pueden ser menos eficaces contra una variante de interés.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya había clasificado a esta variante como una variante preocupante el 10 de mayo. Un estudio sobre la variante Delta en Escocia publicado el lunes encontró que estaba asociado con aproximadamente el doble de riesgo de hospitalización en comparación con la variante Alpha, B.1.1.7, que se identificó por primera vez en el Reino Unido.

En una sesión informativa sobre el COVID-19 en la Casa Blanca la semana pasada, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, el doctor Anthony Fauci, alentó a todos a vacunarse contra el COVID-19, y señaló que la variante Delta ahora está en circulación en los Estados Unidos a un ritmo similar hasta el punto de inflexión visto en el Reino Unido, donde actualmente ha desplazado al coronavirus original y a la variante Alpha o de Kent.

“La variante se ha convertido en la cepa dominante en el Reino Unido y representa aproximadamente el 60% de los casos nuevos. Ahora es más frecuente que la cepa Alfa, anteriormente llamada cepa B.1.1.7, que se identificó por primera vez en el Reino Unido, y la transmisión está alcanzando su punto máximo en personas de entre 12 y 20 años”, manifestó Fauci.

Los casos de la variante india “Delta” del coronavirus en Inglaterra se han triplicado en una semana, hasta alcanzar los 42.000, y la cepa parece propagarse un 64% más rápido que la variante británica de Kent, convirtiéndose así en la responsable de nueve de cada diez infecciones, según confirmaron este viernes las autoridades sanitarias del país.

“No podemos permitir que eso suceda en Estados Unidos”, enfatizó Fauci, y agregó que ello significa “un argumento tan poderoso” para vacunarse. “En particular, si recibió su primera dosis, asegúrese de recibir la segunda dosis. Y para aquellos que aún no se han vacunado, vacúnense”, insistió el experto infectólogo.

En Estados Unidos, la variante Delta representa más del 6% de los casos que los científicos han podido secuenciar. Es probable que el número real sea mayor, ya que EEUU stá ejecutando la secuencia genética en una fracción de los casos.

FUENTE: infobae.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s