Israel se aprovecha de la mala coyuntura del Líbano

Un año después de la explosión que sacudió Beirut, este país árabe se acerca al colapso económico. Las protestas se han aumentado en el país que se encuentra sometido a una de las peores crisis financieras del mundo en más de un siglo.

Los ciudadanos se enfrentan a escasez de medicamentos y gasolina, mientras que los cortes de energía amenazan con desestabilizar aún más a El Líbano. Los hospitales y centros médicos  se han quedado sin los medicamentos necesarios.

Su moneda nacional está en caída libre, los precios de los alimentos básicos han aumentado rápidamente, y el Banco Mundial vaticinó un futuro negro para el país árabe.

Teniendo lo expuesto, parece que Naftali Bennett habría querido aprovecharse de la terrible situación política y económica en el país árabe para crear o cambiar las reglas en el campo de batalla.

Pero el cambio más significativo tuvo lugar en la madrugada del jueves, cuando los aviones de combate israelíes atacaron el sur del Líbano.

Frente a toda esta insistencia israelí en romper la ecuación de la disuasión, la Resistencia Islámica se vio obligada a estabilizar nuevas reglas en el combate. Por lo tanto, en respuesta a los ataques aéreos del régimen sionista las unidades del mártir “Ali Mohsen Kamel” y el mártir “Mohammad Qasim Tahan” de Hezbolá lanzaron cohetes contra zonas abiertas cerca de bases militares israelíes en las granjas de Shebaa.

La respuesta contundente de Hezbolá sorprendió a las autoridades israelíes y demostró la ineficacia de los sistemas de defensa aéreos de este régimen. Los medios israelíes también informaron que “Hezbolá perpetró ataques con cohetes contra blancos israelíes sin el conocimiento de la inteligencia israelí, y esto es algo que debería preocupar al ejército israelí.

El periódico Maariv, informó que las evaluaciones israelíes mostraban que Hezbolá no va a responder a los ataques israelíes en El Líbano, pero las calculaciones israelíes salieron mal y Hezbolá respondió a las violaciones del régimen de Tel Aviv.

Israel está perdiendo su poderío de disuasión frente los combatientes de Hezbolá, y ante esta situación está pendiente de alguna ayuda del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que condene al movimiento libanes, indicó Yoni bin Manahim, un destacado periodista israelí en su cuenta de Twitter.

FUENTE: Hispan TV.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s