La conexión entre la Luna y los OVNIs

Víctor Vargas

Hoy por hoy, la mayoría de la población mundial se encuentra encerrada en sus viviendas para protegerse del Coronavirus. En este contexto, muchas personas están enfocando su atención en el cielo para contemplar la belleza de la Luna, las nubes y las estrellas. En esos instantes de ocio unos que otros han asegurado haber descubierto ciertas anomalías.

Eso es lo que le habría pasado al autor de un video que actualmente está circulando en internet con gran éxito (lleva más de un millón de reproducciones). En las imágenes, que fueron subidas el pasado 26 de marzo en el canal de Youtube “Jean Michel Tenac”, se aprecia el paso de presuntas naves cerca de la Luna a plena luz del día.

De acuerdo a lo informado por algunos medios de comunicación, el dueño del mencionado canal ha confesado que no es al autor del video, sino que el registro le pertenece a un amigo.

Dicha persona lo habría grabado desde Montreal, Canadá, con una cámara Nikon P1000 con la clara intención de captar una supuesta actividad oculta en el mencionado cuerpo celeste. Para este fin, pensó que el mejor momento para montar guardia es cuando hay medialuna, pues sería el instante en que a menos gente le gusta ver la Luna.

Como no está claro que lo que dice el dueño del canal que ha publicado el video sea cierto, algunos internautas especulan que todo se trata de un montaje elaborado a través de algún programa de edición de imágenes.

Lo cierto es que, para quienes creen en la veracidad del mismo, los objetos que se ven en él estarían proyectando sombras sobre la superficie lunar, lo que los ha llevado a pensar que se trata de naves de, al menos, 10 kilómetros de largo, algo que sin duda supera con creces la capacidad humana de elaboración de aeronaves.

Los Obeliscos de la Luna destrozarán la voz del Hombre

La revista soviética Interavai informaba que las fotografías tomadas por el Lunar Orbiter 2 a una distancia de 35 kilómetros mostraban una serie de extrañas piedras en el extremo Oeste del Mar de la Tranquilidad. Algunos pensaban que esas poco comunes formaciones eran algo más que “formaciones naturales, geológicas”. Las sombras de 8 de esas gigantescas rocas, que tenían al menos 15 metros de diámetro y entre 12 y 21 metros de largo, cubrían grandes distancias. Una de ellas era asombrosamente alta (de unos 213 metros) y producía una sombra que se parecía a la del Monumento a Washington. Eran muchos los observadores que creían que esas piedras no eran simples formaciones naturales, sino menhires colocados en la Luna por seres inteligentes.

Admitamos que no existe una prueba concluyente de que fuera obra de extraterrestres. El descubrimiento de una larga hilera de rocas afiladas como agujas, esparcidas por el paisaje lunar, no garantiza la conclusión a favor de esta tesis. Con el Dr. Richard Shorthill, muchos científicos afirmaban que “son el resultado de algún suceso geofísico”.

Sin embargo, no todos estaban de acuerdo. El Dr. William Blair, del Instituto Boeing de Biotecnología y experto en antropología física y arqueología, afirmaba que no es así, señalando que están geométricamente colocadas.

Ver también:

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s