Los empleos perdidos en diciembre

Sergio Sarmiento / Reforma

La pérdida de empleos en diciembre es un fenómeno que se registra desde que tenemos estadísticas. Muchos contratos temporales, no necesariamente de outsourcing, terminan ese mes. Las obras de construcción se planean con frecuencia para concluir en diciembre, por lo que en ese mes terminan los contratos por obra determinada. El que finalice el año fiscal en diciembre hace también común que venzan otros contratos. Muchas empresas, además, reclutan personal para la Navidad con contratos que terminan a fin de año.

El presidente se equivoca cuando dice que las subcontratistas despiden a sus trabajadores en diciembre para evitar el pago de aguinaldos y prestaciones. Todas las compañías tienen obligación de cubrir prestaciones y la parte proporcional del aguinaldo al despedir a un trabajador, sin importar el momento. Quizá algunas despidan de manera ilegal, pero no hay indicios de que las subcontratistas lo hagan más que otras.

Ante el fracaso de la prohibición del outsourcing para impedir los despidos de fin de año, el presidente culpa ahora a una universidad privada. “Se cancelaron contratos para no pagar prestaciones. Estamos hablando con quienes llevan a la práctica este sistema para que contraten con las prestaciones a sus trabajadores. Este mecanismo de despido lo tuvo el Tec de Monterrey”.

El Tec no es, por supuesto, una empresa de outsourcing. Tampoco subcontrata a maestros. La propia institución ha respondido al señalamiento: “En el Tecnológico de Monterrey estos docentes tienen prestaciones por encima de la ley, algunas de las cuales conservan durante todo el año, independientemente de los meses en los que impartieron clases o el número de horas que trabajaron. Cada período académico estos profesores renuevan sus contratos de acuerdo a las clases que se impartirán”. No hay indicaciones de que el Tec haya violado la ley; el gobierno no ha presentado ninguna acusación en su contra. Los maestros siguen renovando sus contratos y apreciando su trabajo.

Lo más relevante de este debate es que ha quedado claro que el presidente se equivocó al afirmar que la subcontratación provocaba la pérdida de empleos en diciembre, idea que lo llevó a prohibir la práctica pese a repetir todo el tiempo: “Prohibido prohibir”. Ante la evidencia del error, debería rectificar: la prohibición ha hecho más difícil crear empleos en el país.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s