El colapso de Blade Runner 2049.

El fracaso de la nueva Blade Runner podría ser tal, que además de costarle la carrera al director, podría quebrar al estudio (Columbia y Sony Pictures).

*En efecto, tal como comentaba en esta página, Denis Villeneuve es “a French-Canadian director” (director franco-canadiense, franco-parlante). No me agrada la idea de que fracase, había hallazgos en esta nueva Blade Runner; incluso Ryan Gosling no tiene el tipo, el aspecto de un detective noir (de cine negro), pero para este escenario está bien, se podría seguir trabajando con el personaje.

Blade Runner se está hundiendo por el peso de sus propias ambiciones (¡160 minutos de duración! que la verdad a mí no me parecieron tales, pero para quienes no sean aficionados al género les puede resultar tedioso). Tal como anotaba el periodista Luis Martínez: Si la original fue un shock catastrofista en unos tiempos financieramente ebrios; ésta es una descarga de elegancia formal, de puesta en escena cerca del sonambulismo en una era, ya se ha dicho, al borde de todas las bancarrotas imaginables.

Imagen relacionada

Aún no se ha dimensionado cabalmente el fracaso de Blade Runner 2049, podrían verse archivados proyectos enteros, cine de autor, ante el temor de los estudios de arriesgarse con historias que no aseguren una buena taquilla.

LA POCILGA DE APPLE, EN EL TERCER MUNDO… podría ser otra lectura, que K solo avanzó del nivel proletario a trabajar para el Estado, en el Departamento de Policía. Pero en el fondo no ha avanzado mucho, a pesar de los avances tecnológicos.

A fin de cuentas, Villeneuve se arriesgó, se atrevió a hacer una secuela de Blade Runner (!).

Pero todavía no era el momento de Villeneuve, sino de apenas presentar el universo Runner a una nueva generación, como en su momento lo logró Batman Begins. Ya con la confianza de la audiencia, se intentaba una soberbia secuela (incluso de 160 minutos).

El reciente desplome en taquilla de Blade Runner 2049 pone en peligro incluso al estudio, a Sony Pictures. Estaba el antecedente de Terminator: Salvation, que terminó con números rojos en taquilla, enviando a la quiebra a la productora Halcyon Company.

Pero también es toda una advertencia para los cineastas mexicanos: de que cuiden mejor sus proyectos, de que no metan en problemas a los estudios, de que se trata de ofrecer lo mejor a la audiencia, cine comercial con calidad.

El momento está tan peligroso para los cineastas mexicanos, que incluso deben aprender a decir NO, a rechazar ciertos proyectos riesgosos. Aunque Del Toro (por ejemplo) se defiende, argumentando que no ha contado con el presupuesto que necesitaba… y sí, es posible, con el tiempo he apreciado mejor a Mimic como la nueva leyenda urbana que es: vampirismo posmoderno, residual, industrial.

No es porque yo sea mexicano: al contrario, uno como mexicano debe exigirles más a los nacos cineastas mexicanos; incluso me llama más la atención la nueva It que la nueva cinta de Del Toro The Shape of Water

Cuando ya se los cargó el payaso.

CARPETAZO A MIRAMAX FILMS… En esta era de obligada corrección política, ¿a poco creían que se iba a sostener el negocio? Hasta Tarantino se las vio negras con Hateful Eight (no quiero ni imaginarme a Bichir de vaquero-narco en el siglo XIX).

A fin de cuentas Miramax Films acabó adoptando los vicios de los grandes estudios, incluso su star-system. Pues hurguen, hurguen a Tarantino trajeado en Cannes.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s