Israel atrapado ante Hezbolá

   Los temores de Israel * Aumenta la presencia militar en la frontera con Líbano * El asesinato de Kamel Mohsen * La venganza de Hezbolá * Los orígenes de esa guerrilla * Experiencia ganada tras la crisis siria * Opinión del Yedioth Ahronoth * Operativo en Beirut * Mutis de Gil Aginsky * Aliados, satélites y rivales…

La alerta israelí se produce luego de que el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) confirmara que uno de sus combatientes, llamado Ali Kamel Mohsen, murió el pasado 19 de julio en un ataque nocturno cerca del Aeropuerto Internacional de Damasco, situado en el sur de la capital homónima de Siria.

ISRAEL REALIZA SU MAYOR DESPLIEGUE MILITAR EN LA FRONTERA: Según un informe publicado el viernes por el periódico kuwaití Al-Rai, la región norteña de los territorios ocupados palestinos ya es testigo de “la mayor movilización de las fuerzas del ejército israelí desde 2006”, cuando el régimen de ocupación lanzó la Guerra de los 33 Días contra El Líbano.

Tanques y unidades de artillería del ejército del régimen de Israel, durante una maniobra militar.

De acuerdo con este informe, el régimen de Israel ha puesto a sus militares en alerta máxima y ha reforzado sus fuerzas fronterizas con artillerías avanzadas, unidades de inteligencia y tropas especiales con el fin de “evitar un posible ataque por parte de Hezbolá contra los objetivos israelíes” a la luz del actual estado de tensión entre ambas partes.

El Líbano informó que Israel entrena a sus fuerzas con munición real en la frontera sur tras la tensión generada por la muerte de un combatiente de Hezbolá.

Un tanque del ejército israelí cerca de la zona fronteriza con El Líbano en la parte norteña de Palestina ocupada, 2 de junio de 2020. (Foto: AFP)

La Agencia Nacional de Noticias libanesa (NNA, por sus siglas en inglés) ha informado este jueves que el ejército del régimen israelí está llevando a cabo entrenamiento con munición real en la frontera sur de El Líbano, y que además un tanque israelí disparó 14 proyectiles cerca de una granja en Bastara, una aldea en el área ocupada de Sheba (sur).

Israeli army spokesman Avichay Adraee gets byline in Saudi news o

Esto tiene lugar después de que el portavoz del ejército israelí, Avichay Adraee, en referencia al anuncio del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) sobre la muerte de uno de sus hombres durante un bombardeo israelí en el área de Damasco el 20 de julio por la noche, declarara el martes que “debido a la evaluación de la situación, se decidió enviar un cierto refuerzo de infantería al comando militar del norte”.

Por su parte, el Canal 13 de la televisión israelí ha dicho esta misma jornada que el ejército, puesto en alerta máxima tras el incidente, decidió reforzar la división de Galilea (Al-Jalil), región norteña de la Palestina ocupada, con una unidad de fuerzas de infantería, a raíz de las amenazas de Hezbolá.

Antes de los últimos incidentes, la frontera libanesa había estado relativamente en calma para el régimen israelí mientras Hezbolá ayudaba a derrotar al terrorismo respaldado por el Occidente. Sin embargo, de acuerdo con la fuente norteamericana, en los círculos militares israelíes se habla de que esta relativa calma puede estar a punto de acabar.

Un exfuncionario israelí, que habló bajo condición anonimato, criticó al actual régimen israelí por cuestiones de seguridad, subrayando que “es militarmente inaceptable” que Hezbolá tenga 150 000 misiles y cohetes apuntando a Israel.

Asimismo, reconoció que el movimiento libanés “nos ha tendido una trampa muy peligrosa en el norte y no tengo claro cómo puede haber una solución militar a esta crisis, que tenga un costo aceptable”.

El sitio web se refiere también al programa de “tres décadas” de Hezbolá para desarrollar sitios para el lanzamiento de misiles y cohetes, escondidos en todo el sur y este de El Líbano, por lo que son “casi imposibles de interceptar con ataques aéreos”.

LA VENGANZA DE HEZBOLÁ: Las informaciones sobre el intercambio de disparos entre las fuerzas israelíes y combatientes de Hezbolá vienen después del asesinato de Ali Kamel Mohsen, un combatiente del movimiento libanés en un ataque israelí en Siria y la promesa de Hezbolá por la venganza.

Aturdido por dónde llegará la venganza de Hezbolá, Israel ha confesado que no mató deliberadamente al militar libanés. Sin embargo, ante el temor por el poder de Hezbolá, el régimen de Tel Aviv ha puesto en máxima alerta a sus fuerzas y está aumentando su presencia militar en la zona fronteriza con El Líbano, llevando a cabo entrenamiento con munición real.

Varios titulares israelíes han pedido al régimen que deje de aumentar las tensiones con el movimiento libanés, reconociendo el poderío militar de Hezbolá, pues avisan que, en caso de guerra, el movimiento libanés tiene la capacidad de lanzar mil misiles al día.

Hezbolá responderá al ataque israelí; quizá mañana mismo	 | HISPANTV

En este sentido, señala que el ejército de Israel “no está capacitado” para realizar una operación en el país árabe a fin de detener los cohetes y misiles lo suficientemente rápido como para evitar “enormes daños políticos y económicos”.

Según informó el martes el diario israelí Yedioth Ahronoth, citando a fuentes conocedoras del asunto, el ejército del régimen israelí dio instrucciones a sus soldados desplegados en el norte de los territorios ocupados palestinos, cerca de las fronteras libanesas, para que evitasen disparos contra los combatientes de Hezbolá, mientras estuvieran en el territorio de El Líbano, con el objetivo de impedir una escalada.

Gil Aginsky - Wikidata

El diario Israel Hayom ha citado este viernes al comandante de la base naval israelí en Haifa, el coronel Gil Aginsky, quien ha ratificado el poderío del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) para apuntar a plataformas de extracción de gas israelíes ubicadas en el mar Mediterráneo.

Respecto al posible ataque de Hezbolá, el alto mando israelí ha reconocido que “la amenaza persiste y es grave”. “Si Hezbolá quiere hacer daño estratégico, entonces tratará de dañar estas plataformas”, ha enfatizado.

En este sentido, Aginsky ha aseverado que Hezbolá está desarrollando sus capacidades militares para golpear estas plataformas en cualquier confrontación militar futura con Israel.

Además, ha advertido de las actividades de este movimiento en el mar con la intención de evitar la presencia israelí. “No están activos en el mar para criar ‘osos’, más bien tienen la intención de evitar que estemos aquí, y si pueden, lo harán”, ha agregado.

OPERATIVO EN BEIRUT: Asimismo, Aginsky hizo alusión a las lecciones que le dio a Israel el ataque de Hezbolá contra un barco de combate durante la agresión israelí de julio de 2006. El barco estaba a 16 kilómetros de las playas de Beirut (capital de El Líbano) cuando el movimiento libanés lo golpeó con sus misiles y mató a 4 soldados israelíes.

Sin embargo, el coronel israelí alegó que este régimen monitorea y protegerá las plataformas de gas y que la armada israelí está lista para enfrentar los desafíos que tiene en esta sección.

Pese a las alegaciones de Aginsky sobre la preparacion israelí ante los desafíos, varios militares de alto rango israelí han pedido a las autoridades del régimen que dejen de escalar las tensiones con Hezbolá, ya que, en caso de una guerra, ciudades como Tel Aviv y Haifa dentro de los territorios palestinos ocupados podrían enfrentar una lluvia de proyectiles.

FUENTE: Hispan TV.

Ver también:

Israel lanzó dos guerras contra El Líbano, en 2000 y 2006, respectivamente, contiendas en las que Hezbolá infligió grandes pérdidas al ejército del régimen israelí y le obligó a retirarse.

En la guerra de los 33 Días, el ejército israelí se vio sorprendido al darse cuenta de que Hezbolá había convertido la mayor parte del sur de El Líbano en fortificaciones endurecidas que no podían verse por aire.

Las tensiones entre El Líbano y el régimen de Tel Aviv se han agudizado recientemente a raíz del asesinato de Ali Kamel Mohsen, un combatiente del movimiento libanés, en un ataque israelí en Siria y ante la promesa de Hezbolá de tomar venganza.

El movimiento libanés ha prometido tomar represalias por el asesinato de cualquiera de sus miembros asesinados por las fuerzas israelíes en Siria. Al respecto, ante el temor por el poder de Hezbolá, Israel ha puesto en máxima alerta a sus fuerzas y está aumentando su presencia militar en la zona fronteriza con El Líbano, llevando a cabo entrenamientos con munición real.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s